Las preguntas son una de las herramientas del lenguaje más útiles, porque dentro de ellas está implícito el tipo de respuesta que obtendremos. Manejarlas con inteligencia y estrategia es algo que podemos lograr con Programación Neurolingüística (PNL) y puede convertirnos en personas mucho más eficie Hacernos preguntas puede ser un recurso muy poderoso, y ésta en particular tiene efectos muy interesantes para poder sacarle provecho a cualquier experiencia que tengamos.

Tenemos un mecanismo que inicia cada vez que escuchamos una pregunta y que consiste en buscar respuestas para que el lenguaje tenga sentido. Si te haces una pregunta, tu mente buscará respuestas aunque en el momento no las tengas.

Sentir que aprendemos es una de las sensaciones más satisfactorias, queremos que nuestras experiencias sean útiles. Preguntarte cuál es el aprendizaje en cada experiencia hace que la experiencia pueda tener algún valor positivo incluso si el contenido dela experiencia es considerado "negativo". A lo largo de los años te ayudará a saber que cada experiencia te dio conocimiento. Las preguntas como ésta instalan mecanismos llamados filtros, y en estos casos son muy útiles.

En Neurolingüística estudiamos lo que llamamos "presuposiciones del lenguaje", y cada pregunta contiene presuposiciones. La presuposición poderosa que tiene ésta pregunta es que en cada experiencia se puede aprender algo.

Poder sacarle provecho a cada experiencia es algo fundamental para capitalizar cada momento. Esta pregunta constituye una herramienta muy efectiva para lograrlo.


Aprende más sobre Programación Neurolinguistica en nuestro sitio
PNL Américas