Historia y antecedentes de la copiadora, cómo surgió, qué le llevó a su inventor preocuparse por lograr una máquina tan útil hasta nuestros días. Procesos para culminar su invento, intentos, a qué se dedicaba antes el inventor, año en que patentó su invento, que compañía lo patrocinó.

Por: Gisela Sánchez

La copiadora fue patentada en 1938 por Chester Carlson de nacionalidad estadounidense. Hace más de 100 años de su nacimiento, el inventor de la xerografía, hombre que cambiaría de manera radical la forma de preservar y compartir información.

La xerografía es la base tecnológica de la impresora láser, impresora digital de producción y desde luego de la copiadora.

Tras graduarse en física, se mudo a Nueva York, obteniendo un empleo como asistente de un abogado de patentes. Frecuentemente tenía que realizar bastantes copias de dibujos a mano, labor que se convertía tediosa y que tomando en cuenta su miopía y artritis, su labor era aún más pesada.

Carlson identificó de manera inmediata la necesidad de un método simple y práctico de hacer copias. Y como lo que él en el fondo era inventor; se puso a investigar en lo que se convertiría en, la copiadora.

En la Biblioteca Pública encontró publicaciones técnicas con información sobre la reproducción de fotografías y se dio cuenta que el proceso era tardado y requería del uso de muchos productos químicos.

Carlson se preguntaba si podría hacerlo mediante un método eléctrico, ya que sabía que las partículas cargadas se adhieren a una superficie con carga opuesta. El problema era cómo lograr que las partículas se fijaran en forma idéntica a la de una imagen iluminada sobre un papel.

Presentó una solicitud para una patente por el concepto básico de “electrofotografía”, pero aún no conseguía realizar una impresión correcta en seco. Entonces tuvo lugar el descubrimiento decisivo. Cubrió una placa de zinc con sulfuro, la frotó con un trapo de algodón para crear una carga de electricidad estática, colocó delante de una transparencia con palabras escritas y expuso las dos al calor de una lámpara.

Quitó la diapositiva, espolvoreó la placa con esporas de musgo, presionó papel manteca contra el polvo, aplicó calor y retiró el papel. En ese momento vio que en el papel aparecían las palabras escritas en la diapositiva: “10-22-38 ASTORIA”, la fecha y el nombre del barrio donde trabajaba, Astoria.

EL 22 de octubre de 1938, cuando tenía tan solo 32 años, creó la primera imagen xerográfica. El proceso tomó su nombre de las palabras griegas correspondientes a “seco” y “escritura”. Pero no encontraba ninguna empresa interesada en desarrollar su descubrimiento. Fue hasta 1958 que la corporación denominada The Haloid Company (hoy Xerox), apostó por este descubrimiento, la cual lanzó al mercado la primer copiadora comercial de ese año.

El producto era la fotocopiadora automática de oficina de papel común “Xerox 914”, a la cual la revista Fortune denominó como el producto más exitoso de todos los tiempos comercializado de los Estados Unidos de América.

Carlson logro disfrutar de las ganancias económicas, que lo llevo a convertirse en millonario. Hombre bueno, discreto y caritativo, además de inventor se dedico a ayudar a los demás. Gran parte de su riqueza la empleo en apoyar a Universidades de su país con becas, investigación, tecnología de punta para impulsar el talento creativo de los estudiantes.

La compañía Xerox entrega anualmente un premio dedicado a la memoria de Chester Carlson, a quién presente alguna innovación en ingeniería y que contribuya significativamente a la profesión.

Cabe mencionar que entre las empresas que rechazaron el invento de la copiadora están; IBM, General Electric y RCA.

www.copiadorassharp.com.mx/

http://www.youtube.com/watch?v=o5mPMOpP2Y8