Ser gay o lesbiana y querer formar una familia ya no es incompatible en países como España donde los derechos de las familias homoparentales están plenamente reconocidos. Argentina también reconoció la homoparentalidad hace un año y autoriza la adopción homoparental. Pero todavía son excepciones... Para una pareja del mismo sexo formar una familia homoparental es un deseo muy grande y tan natural como para una pareja heterosexual. Tener hijos biológicos ya no es un sueño para muchos, la homoparentalidad es una realidad, y cada ves más visibles gracas a los avances conseguidos en páises como España o Argentina.

Estos dos países son ejemplos de tolerancia hacia la homoparentalidad. En el resto de los países hispanohablantes, formar una familia con dos papas o dos mamas sigue siendo una lucha de cada día en contra de los prejuicios.

Derechos homoparentales en España

Los derechos homoparentales se reconocieron en España como consecuencia de la aprobación del matrimonio igualitario en el 2005. Hoy en Europa, la adopción homoparental sólo es posible en el Reino Unido, paises Escandinavos y España. La aceptación de la homoparentalidad en España pasa también por el libre acceso a las técnicas de reproducción asistida para lesbianas, algo todavía prohibido en Francia, Italia o Alemania.

Tener hijos biológicos también es una opción para parejas gays, aunque más complicado debido a que queda prohibido alquilar un vientre ren España. Ni siquiera está autorizada la maternidad subrogada altruista. Por tanto, la coparentalidad representan para ellos una alternativa real, y websites como Co-Padres.net existen para hacerlo posible.

La homoparentalidad en América Latina y México

Argentina ha sido el primer país latino en reconocer legalmente la homoparentalidad, un año después de México DF. La adopción homoparental allí es legal. Son muchos todavía los vacios legales rodeando la reproducción asistida, pero las parejas lesbianas suelen acceder a la inseminación artificial sin demasiadas dificultades. La ley tampoco menciona los vientres de alquiler.  Pero la maternidad subrogada no está prohibida de por sí, y una pareja gay puede intentar tener hijos a través de una madre de alquiler.

México sufre de contradicciones internas entre estados liberales como México DF, que reconoce la homoparentalidad, y otros muchos más conservadores como Tabasco, que prohibe que lesbianas y solteras acceden a técnicas de inseminación artificial por ejemplo.

Colombia parece estar en camino hacia la normalización de la homoparentalidad. El gobierno ha declarado reconocer las familias homoparentales y está a punto de autorizar el matrimonio igualitario.

A pesar de los esfuerzos de sus colectivos LGTB, Venezuela y Chile son todavía muy conservadores, y la homoparentalidad sigue siendo tabú.


Descubren la fichas informativas de Co-Padres.net sobre la homoparentalidad en España, México, Argentina, Colombia, Venezuela y Chile.