Una breve informe sobre lo que llamamos Cosmética Natural y Cosmética Ecológica. Sus características y las características que la diferencian de la Cosmética Convencional.

Por: Angie Monroe

Las cosmética natural se diferencia en muchos aspectos de la cosmética convencional. Le llamamos sustancias naturales a cualquier ingrediente vegetal, animal o mineral que procede directamente de la producción agrícola y los Ingredientes naturales son cualquier ingrediente natural procesado conforme a procedimientos autorizados.
Los cosméticos naturales son productos que están elaborados a partir de ingredientes naturales o de origen natural y que sólo contienen un porcentaje concreto de ingredientes sintéticos (alrededor de un 5%) en su formulación, los cuales no se consideran perjudiciales ni para el medio ambiente ni para nuestra piel.
Como base de la formulación se usan mantecas y ceras vegetales, aceites vegetales, aceites esenciales, algas, extractos puros vegetales e ingredientes producidos por las abejas.
Estos ingredientes naturales no contienen sustancias que irriten la piel, no contienen colorantes ni conservantes químicos de síntesis y tienen el menor número posible de transformaciones y procesos de refinado, manteniendo lo más íntegramente posible sus propiedades originales.
Este tipo de cosmética se emplea tanto para mejorar la salud de nuestra piel o de nuestro pelo. Ya que mediante su uso favorecemos las funciones dérmicas de regeneración y protección de la propia piel, la que está dotada de mecanismos que ayudan a limpiarse o depurarse de toxinas perjudiciales y así mantenerse sana.
Los ingredientes de origen ecológico son aquellos ingredientes animales o vegetales que proceden de explotaciones ecológicas, biológicas u orgánicas, basadas en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear organismos genéticamente modificados (OGMs) logrando así obtener productos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente, lógicamente todo ello de manera sostenible y equilibrada. Como también la fabricación de productos cosméticos con ingredientes vegetales lo que conlleva una ética ecológica, pues no provoca residuos químicos, ni agresivos que sean perjudiciales para el medio ambiente, y para lo que se evita el exceso de embalaje y se utilizan envases reciclados o reciclables.
Los fabricantes de cosmética natural suelen ser pequeños empresarios autónomos o pequeñas empresas familiares ubicadas en entornos rurales que contribuyen con su esfuerzo a generar riqueza en zonas poco privilegiadas y a crear puestos de trabajo dignos.
Existen organismos que certifican el cumplimiento de la legislación de la agricultura ecológica, algunos de ellos son Soil Association, Demeter, Natrue, Ecocert, BDIH o Qualité France.
A modo orientativo, aquí describimos algunos de los requisitos que deben cumplir los productos para recibir su certificación:

- No testados en animales
- No OGM (organismos genéticamente modificados)
- Contenido mínimo del 50% de ingredientes ecológicos
- Los siguientes materiales no están permitidos, ya sea como disolventes, o para cualquier otro propósito como ingrediente, aditivo o coadyuvante:
· Aceites minerales y productos derivados del petróleo
· Benceno
· Propilenglicol
· Butilenglicol
· Agentes quelantes EDTA y sus sales
· Las materias primas obtenidas de animales muertos (por ejemplo, las grasas animales, colágeno animal o las células vivas).



Visita la Tienda de Cosmética Natural y conoce más sobre las Cremas Antiarrugas Naturales.