La biometría es la responsable de los sistemas biométricos, los cuales analizan cualidades de las personas para comprobar su identidad.

Por: Chris Stark

Los sistemas biométricos son usados para crear ambientes más seguros, evitando que se comentan actividades fraudulentas, a la vez que se identifica a personas, mediante sus cualidades intrínsecas. Existen dos tipos de sistemas biométricos: los de análisis de factores fisiológicos y los de análisis de factores de conducta.

Los análisis, basados en la morfología de una persona, son de tipo fisiológico. En este aspecto se refiere a factores como las huellas digitales, palmares o de la planta de los pies, además del reconocimiento de iris, el reconocimiento facial, el ADN y la geometría de la mano. Actualmente, hay otros patrones fisiológicos que están bajo estudio, para ver si también pueden ser catalogados como indicadores biométricos.

La medición y análisis de factores, del comportamiento de una persona, son llamados indicadores biométricos de conducta. En este caso, los indicadores más comunes son la voz, la dinámica de escritura y la manera de moverse.

La identificación de una persona, mediante el método de conducta, se lleva acabo con la ayuda de sistemas de análisis de patrones de voz. Estos sistemas cuentan con un micrófono y un grabador de sonido. Es así que, una persona habla por el micrófono para dejar su voz grabada, luego se compara su huella de voz con la información de una base de datos, en un proceso de verificación. Este método puede presentar algunos inconvenientes y a veces la autenticación falla. Cuando la voz de una persona es afectada por un resfriado o una infección en la garganta, puede haber un cambio en la voz. Como resultado de ello, una persona registrada en el sistema, puede no ser validada.

Aun así, hay que decir que los sistemas biométricos, de conducta, son muy efectivos. De hecho, sus niveles de precisión son tan importantes como los de los sistemas de factores fisiológicos. También hay que decir que cualquier sistema de biometría puede presentar pequeños fallos, en condiciones extraordinarias.

La biometría de conducta también puede hacer uso de la firma de una persona, como método de identificación. Para esto se le pide a una persona que tome un bolígrafo electrónico y escriba su firma, sobre una almohadilla con sensores. Estos sensores verifican si los movimientos son iguales a los que han sido registrado, en una base de datos, de manera previa. Este proceso sólo toma un par de segundos.

Ya sean de análisis fisiológico o de conducta, los sistemas biométricos son una manera de identificar a la personas, de forma más segura, en comparación con otros métodos.

Los sistemas biométricos son lo ideal para una validación de identidad. La biometría analiza rasgos físicos y así permite saber quién es determinado individuo.