Para tener animales en algunos casos es necesario contar con un proyecto que legalice la posesión de animales, adecuando las instalaciones y asegurando el bienestar de los animales.

Por: Gerson Hassan Rodríguez

 Se requiere este tipo de proyectos para muchas empresas relacionadas con el mundo animal, al igual que para particulares que quieren tener una colección de especies o un número de animales alto de una especie determinada para no caer en la ilegalidad. Es el caso de: peluquerías caninas, residencias caninas, centros hípicos, tiendas de animales, parques zoológicos, centros veterinarios, etc.

Estos proyectos están integrados por una parte correspondiente a una memoria descriptiva del proyecto y un informe técnico zoosanitario, así como un listado de especies a albergar, manejo de los individuos, etc.

Un proyecto de núcleo zoológico está destinado a garantizar, tanto la buena calidad de vida a las especies albergadas, como una seguridad mínima para nuestro medio ambiente, evitando al máximo la introducción de especies invasoras o foráneas en nuestro entorno, que puedan competir y desplazar a las especies animales y de plantas autóctonas.

Una vez realizado por un veterinario, se presentará en el organismo competente, en este caso la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, la cual nos dará su aprobación o sugerencias de modificación del proyecto.

Las empresas o los particulares que no cuentan con un proyecto que les capacite para la tenecia de animales en las condiciones adecuadas, deberán regularizar su situación para evitar problemas legales y sobretodo para garantizar el bienestar de los animales.
 Puede ampliar esta información y conocer más sobre la importancia de los proyectos de núcleos zoológicos