Las oposiciones para convertirse en Policía Nacional son muy duras, por lo que hay que prepararse física y mentalmente.

Por: Mario Uno

Las oposiciones de Policía Nacional son unas pruebas bastante duras, debido a la densidad del temario y a la cantidad de personas que se presentan para cubrir las plazas que se ofrecen, además de superar las pruebas físicas, que conllevan una buena preparación detrás. Por estos motivos es necesario tener el tiempo suficiente para poder preparar tanto el temario como las pruebas físicas.

Muchas personas prefieren apuntarse a alguna academia para preparase el examen de las oposiciones, ya que en estos establecimientos reciben clases y el material adecuado, es decir, el temario de la Policía Nacional, por un precio bastante asequible, además de aprovechar la ayuda que les ofrecen los profesionales de este sector. Sin embargo, hay otras individuos que adquieren el temario y se lo preparan por sí mismos, lo que conlleva más trabajo, ya que no cuentan con profesionales del sector para resolver dudas.

Estas pruebas de la Policía Nacional se pueden dividir en cuatro fases: En primer lugar están las pruebas físicas, teniendo diferentes marcas entre hombres y mujeres, y que consisten en superar un recorrido con obstáculos, dominadas o flexiones, salto vertical y una carrera de dos mil o mil metros; En segundo lugar cabe destacar las pruebas intelectuales divididas en dos partes, una relacionada con el temario de la Policía Nacional y la otra con el nivel ortográfico del opositor; La tercera prueba, también dividida en dos partes, se refiere a las pruebas psicotécnicas en las que el opositor debe superar un test de aptitudes y una entrevista personal; Por último, el reconocimiento médico debe ofrecer buenos resultados para poder acceder a este tipo de empleo.

Los temas de estas oposiciones están relacionados con las ciencias jurídicas y sociales, para conocer las leyes, los derechos y los deberes de los ciudadanos, entre otros aspectos, y con las materias técnico-científicas, que tienen que ver con las nuevas tecnologías y las armas.








Conseguir el temario de la Policía Nacional es el primer paso para superar las oposiciones de Policía Nacional.