En 1513, el explorador español Juan Ponce de León, inicio una expedición para encontrar la tan deseada fuente de la juventud, que según la leyenda esta fuente le regresa la salud y la juventud a quien tome de sus aguas o se bañe en ella.

Por: Lucia Peralta

 En 1513, el explorador español Juan Ponce de León, inicio una expedición para encontrar la tan deseada fuente de la juventud, que según la leyenda esta fuente le regresa la salud y la juventud a quien tome de sus aguas o se bañe en ella, por desgracia se quedo en eso, en solo leyenda.

A casi 500 años de esta expedición, se encontró una aldea al suroeste de Marruecos, donde las etnias del Magreb, mejor conocidos como los Bereberes, han pasado siglos habitando estas tierras, se han alimentado y crecido aun con la escasez de alimento y agua que una zona semidesértica puede proporcionar, y todo esto se lo deben al Argán, que aun que no es la tan deseada fuente de la juventud de la leyenda es un árbol mítico, de las semillas de este árbol se obtiene lo que se conoce como aceite de Argán, el elixir de la vida, la verdadera fuente de la juventud.

Las propiedades del aceite de argán son tan asombrosas que han superado por mucho a las diferentes investigaciones que le han realizado los científicos, ellos mismos han argumentado que no hay una explicación para encontrar tantos beneficios curativos y regenerativos en el aceite de Argán.

Este aceite se extrae para consumirlo en 2 formas, la comestible y la de uso cosmético, el proceso de extracción es similar, en su presentación comestible es algo parecido al aceite de oliva, y si uno ingiere este aceite, gozaremos de buena salud, restaurara nuestro sistema digestivo y servirá para prevenir algún problema de gastritis y en caso de ya tenerlo el aceite regenera todo tipo de daños causados en los intestinos, debido a la cantidad de minerales y proteínas que el aceite contiene aparte de gozar de buena salud también adquiriremos la energía necesaria para realizar nuestras labores cotidianas olvidándonos del cansancio y la fatiga.

Las propiedades del aceite de Argán en su presentación cosmética son igual de maravillosas pues devuelve el tono natural de la piel dejándola hidratada, suave y tersa, elimina el desagradable problema del acné, disminuye las marcas en la piel y las arrugas del rostro causadas por las expresiones faciales o por la edad, este aceite de argán para el pelo deja resultados asombrosos, da brillo y fuerza, evita la caída regenera las puntas dañadas elimina todo rastro de hongo en el cuero cabelludo, lo que comúnmente conocemos por caspa.

Es difícil imaginar que en tan solo un producto hallaremos tantos beneficios, que pueda regenerar y prevenir muchos problemas de salud, tanto los beneficios el aceite de argán para el pelo, piel uñas y el aceite comestible son avaladas con estudio realizados por expertos, todas estas cualidades del aceite de Argán, por lo que, se le considera como una fuente de juventud y belleza que nos brinda una mejor calidad de vida pues verse bien es sentirse bien, para mayor información del tema y si deseas saber donde comprar aceite de Argán, se sugiere investigar en Internet paginas que avalen su autenticidad y con calidad de confiabilidad en sus productos.


¿Quieres conocer más de las propiedades del aceite de argan? Continua leyendo mis artículos y descubre los beneficios del aceite de argan para el pelo.