¿Quién es el encargado de controlar que la información sobre historial de créditos sea veraz? ¿Cómo llega la información a Veraz y BCRA? ¿Qué consultan las entidades para dar un credito o prestamos?

Por: Natalia Gómez

Antes de sacar un crédito o una tarjeta de crédito, la entidad bancaria consultará en las bases de deudores y en caso de figurar con alguna deuda posiblemente no podremos obtener el crédito necesario.

Estos datos los brinda, principalmente el Banco Central, pero funcionan al margen del BCRA varias compañías privadas, que recogen información de los bancos, financieras, tarjetas de crédito, etc. (entre ellas Veraz, Nosis, Globinfo, etc.).

Estas empresas privadas tienen acuerdos con muchos bancos y publican inmediatamente cualquier atraso en el pago de las obligaciones contraídas, el BCRA en cambio lo hace entre 90 y 120 días después.

Estas bases de datos son legales, pero existen muchas irregularidades dentro del correcto manejo de los datos personales, ha habido muchos casos de empleados e incluso de empresas que venden y compran la información contenida en los listados.

Muchas veces estas empresas también dan información errónea sobre estas deudas, incluso no tienen en cuenta cuando el cliente denuncia al banco por alguna irregularidad y el cese del pago se produce por esta causa. Tampoco tienen en cuenta si el supuesto deudor fue víctima del robo de identidad, u otro problema similar. Muchas veces no respetan el plazo de tiempo que puede ser publicada una deuda. La justicia en estos casos suele penar duramente a las empresas por los perjuicios que ocasionan.

¿La gran pregunta es quien controla a estas entidades que tienen el manejo de los datos personales? La entidad que controla el manejo de estos datos se creó en el año 2002, es la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (DNPDP), depende del Ministerio de Justicia y su función es verificar que la ley nro 25.326, Ley de Hábeas Data, se cumpla.

La Ley aclara que la información que manejan las empresas como Veraz, solo puede utilizarse para dar un perfil económico del cliente que solicita un crédito. No se puede almacenar esta información sin consentimiento del titular de los datos (claro que generalmente firmamos ese consentimiento junto con el contrato del préstamo o tarjeta de crédito).

Las entidades de crédito, por otra parte, no pueden recabar datos y usarlos para un fin distinto al que menciona el acuerdo, ni ceder los datos a otras entidades.

Hay que aclarar que la ley no contempla dentro de la protección a los datos que son obtenidos de fuentes de acceso público, como la guía telefónica y los listados que solo incluyan nombre, DNI, CUIL, CUIT, ocupación, domicilio y fecha de nacimiento. Datos que si hacemos memoria hemos llenado en concursos online varias veces.

Es de público conocimiento que al margen de la ley funciona un mercado negro de datos personales, generalmente promovido por empleados infieles que venden estas bases de datos a terceros ilegalmente.

Estos informes generalmente se utilizan luego para promociones de servicios, marketing y ofrecimiento de tarjetas de crédito, entre otras cosas. Pero muchas veces estos datos caen en manos inescrupulosas que pueden utilizar esa información para obtener líneas telefónicas, tarjetas de crédito, préstamos y otras irregularidades que pueden crearle muchos problemas a la persona que haya sido víctima de esta usurpación.

Recomendamos por ello consultar periódicamente su historial crediticio y asesorarse rápidamente si al intentar obtener un crédito o pedir una tarjeta de crédito, la entidad se la niega sospechosamente. Es posible que usted esté en los listados de deudores sin saberlo.

Natalia para Datos Limpios
Si quieres saber que uso le dieron a sus datos personales, obtenga gratis su veraz y otros informes crediticios