Las cerraduras biométricas o el reloj biométrico pertenecen a los avances que la tecnología biométrica ha generado en los últimos años.

Por: Kevin Pricer

La biometría depende de atributos fisiológicos o de comportamiento, de cada ser humano. Entre los atributos fisiológicos están las huellas dactilares, la retina, el iris, el ADN, etc. Entre los atributos de comportamiento están la manera de teclear, la firma y la voz. Todas estas cualidades pueden ser usadas, de modo efectivo, para establecer la identidad de una persona, puesto que dichas cualidades son únicas en cada individuo.

En la actualidad existen sistemas, que analizan están cualidades, para establecer procedimientos de seguridad, de altísimo nivel. Este tipo de sistemas comenzaron a usarse en instalaciones militares y otras organizaciones estatales, desde haca ya varios años.

Un sistema de esta naturaleza cuenta con un dispositivo, que analiza una de las cualidades mencionadas anteriormente, para controlar que sólo personas, registradas en el sistema, accedan a determinado sitio. Consecuentemente, los sistemas biométricos han venido a hacerse muy populares en nuestros días, en especial cuando la seguridad es una de la prioridades de naciones, instituciones y del público en general.

En un mundo, donde existen tantos riegos y peligros, hay que anticiparse a las acciones de criminales y adoptar medidas, que puedan contrarrestar sus malignos planes. Una forma de ello es instalar sistemas biométricos en las zonas que más lo necesiten. Pero, después de pensar un poco, cualquier lugar es el sitio ideal para la instalación de un sistema biométrico. Después de todo, la seguridad no sólo es preocupación de instituciones del gobierno o grandes empresas, sino también de pequeños negocios y hogares.

Es una ventaja saber que la biometría y sus beneficios están al alcance de más personas cada día. De esta manera, es posible contar con sistemas que pueden ser instalados en cualquier sitio. Entre los diseños más destacados están los lectores de huellas digitales, los escáneres de patrones oculares, los lectores de la geometría de la mano y los escáneres de patrones faciales. Del mismo modo, hay sistemas biométricos que examinan cualidades de comportamiento como la manera de firmar, para lo que se usan almadiíllas especiales, bolígrafos electrónicos y un software de análisis.

En un futuro se espera diseñar sistemas que identifiquen a las personas, analizando otras cualidades como las ondas cerebrales, los patrones cardiacos, la forma de las orejas o de la nariz, etc. Mientas tanto se cuenta con una amplia gama de posibilidades, que pueden ser útiles, para aumentar la seguridad en cualquier lugar.

De esta manera, los sistemas biométricos son una buena alternativa, por lo que invertir en ellos es una decisión inteligente y responsable.

Los recientes avances en los sistemas biométricos han hecho posible que hoy se pueda contar con el reloj biométrico y hasta con cerraduras biométricas.