Los productos que se pueden utilizar son muy diversos y son de libre elección, pero hay personas que prefieren solo utilizar lejía y un limpiador en crema, en cambio otros se inclinan por el amoniaco. En el mercado se puede elegir entre desinfectantes y limpiadores en polvo o crema.

Por: Pepe G

 Antes de comenzar a limpiar es aconsejable protegerse las manos con guantes, los productos que se utilizan para la higiene del cuarto de baño, son por lo general muy abrasivos y resecan la piel.

Los productos que se pueden utilizar son muy diversos y son de libre elección, pero hay personas que prefieren solo utilizar lejía y un limpiador en crema, en cambio otros se inclinan por el amoniaco. En el mercado se puede elegir entre desinfectantes y limpiadores en polvo o crema, son abrasivos, pero con propiedades antigérmenes.

Los limpiadores para los espejos y mamparas, los productos antical para la grifería y otros productos especiales para bañeras y otros lugares están disponibles en todas las tiendas y supermercados.
Para una adecuada higiene se recomienda además, tener dos juegos de paños absorbentes y dos esponjas, para el inodoro y para el resto de los artefactos del cuarto de baño; no es conveniente utilizar los mismos elementos para el inodoro que para el resto del baño. Igualmente es necesaria una escobilla de mango largo. Y si hay lugar en el baño, un recipiente para guardar todos los productos. Si tienes niños cuide que estos no estén a su alcance.
La limpieza del baño. Se comienza siempre por los artefactos y luego los pisos, bañeras, videt y plato de la ducha.

Los sanitarios
Con el tiempo, los sanitarios se hacen amarillentos, por eso prepare una solución de esencia de trementina y sal, para recuperar el blanco de los artefactos. Hay que dejar actuar durante un rato y después lavar con agua jabonosa bien caliente y aclarar con agua fría. Las esponjas personales, hay que aclararlas con abundante agua después de utilizarlas.

Retirar los cabellos que pueda tener y poner en remojo en agua con sal. Para el mal olor sumergir en agua con limón. En el caso de las cortinas del baño, hay que lavarlas una vez al mes en la lavadora para evitar la formación de hongos, producto de la humedad a que son sometidas diariamente por el uso constante.

 http://www.fersaluxe.com/