Muchas personas en la actualidad se preguntan a que parte se le llama la gran manzana y desde cuando se dio origen a este apodo. La primera referencia a la ciudad de Nueva York como la Gran Manzana se cree que apareció en 1909.

Hay varias teorías diferentes sobre la manera en que la ciudad de Nueva York se ganó el apodo de “La Gran Manzana“, cada uno con una cierta cantidad de verdad. Parece que las autoridades municipales no adoptaron oficialmente el apodo de la Gran Manzana hasta 1971, a pesar de que muchos residentes y visitantes habían estado usando el apodo desde 1920. La campaña de 1971 para popularizar la ciudad de Nueva York como Big Apple incluyó voluntarios repartiendo manzanas reales a los turistas. A través de esta promoción, la ciudad esperaba generar una percepción más positiva de la ciudad de Nueva York, y todo lo que tenía que ofrecer como una de las ciudades más grandes del mundo.

Muchas personas en la actualidad se preguntan a que parte se le llama la gran manzana y desde cuando se dio origen a este apodo. La primera referencia a la ciudad de Nueva York como la Gran Manzana se cree que apareció en 1909. Un hombre llamado Martin Wayfarer supuestamente criticó la desproporcionada cantidad de dinero que la ciudad de Nueva York recibía por parte de la nación cada año. Wayfarer  comparó la economía del país a un árbol con muchas raíces, pero la “gran manzana” (New York City) recibió la mayor parte de la “savia”. Es muy posible que los residentes de la gran manzana de Nueva York hayan abrazado esa referencia fundamental como fuente de orgullo cívico. Vivir en la “gran manzana” significaba que se podía gozar de los beneficios de una economía robusta.

También hay una teoría muy popular que implica un enfoque deportivo usado por John J. Fitzgerald, que escribió principalmente sobre las carreras de caballos durante la década de 1920. Se cree que las carreras de caballos celebradas en las pistas de los alrededores de Nueva York se llamaban manzanas, tal vez como una referencia a la entrega de premios a los ganadores. Fitzgerald hizo un viaje a un establo en Nueva Orleans en 1920, con el pretexto de vender uno de sus propios caballos. Fitzgerald habló con varios jinetes mientras estaba allí, y a todos ellos se refirió a la escena de carreras de la ciudad de Nueva York como la “Gran Manzana”.

En la década de 1920, Nueva York se había establecido como una de las ciudades de estreno para la música jazz, por lo que se convirtió en el destino de muchos músicos de jazz a nivel mundial. El deseo de cualquier musico era poder tocar sus canciones en un lugar llamado la “Gran Manzana”, es decir, un club nocturno en Nueva York. Este sitio se hizo tan popular entre los artistas que su gran logro se consideraba poder tocar en la gran manzana.

Fuente: Nueva York - La Gran Manzana