Nutrición Para El Autismo - ¿Quieres saber cómo puede ayudar la nutrición a tu hijo autista? Descúbrelo aquí! Un niño autista no puede comunicar con precisión sus necesidades, y el hambre se encuentra entre ellas, por lo que pueden sufrir numerosas aversiones alimentarias. Por este tipo de razones, la integración de la terapia de la nutrición para el tratamiento de niños autistas es siempre decisiva.

En muchos casos, la nutrición no es una parte fundamental de la terapia. Sin embargo, muchos padres que buscan esta información por su cuenta, están recibiendo información nutricional de fuentes cuestionables. El autismo es complejo e implica un espectro de comportamientos difíciles, por lo que es habitual que los padres y cuidadores se centren inicialmente en el control de los comportamientos.

En muchos casos, el médico del equipo incluye un médico, terapeuta ocupacional, logopeda y terapeuta de la conducta, pero no incluye un dietista para proporcionar terapia de nutrición. Lo que es interesante es que casi todos los niños autistas tienen deficiencias nutricionales, intolerancia alimentaria, o trastornos gastrointestinales que a menudo no se tratan a fondo, por lo que prestarle atención a la nutrición es fundamental.

El objetivo de la terapia nutricional en el autismo es apoyar la estructura y función del cerebro y cuerpo para actuar a su nivel óptimo y maximizar la función cerebral del niño de manera que la respuesta a otros tratamientos sea mayor. Una adecuada terapia nutricional debe incluir una evaluación nutricional integral y abordar problemas de alimentación, los problemas gastrointestinales, o la necesidad de suplementos de vitaminas y minerales.

Imagina un niño que tiene dificultades para comunicar sus necesidades, sintiéndose incómodo cada vez que come debido a la sensibilidad a alimentos desconocidos o que no tolera. Los niños con alergias a algunos alimentos se encuentran en mayor riesgo de sufrir problemas relacionados con la nutrición y la disminución del crecimiento, pero los niños con autismo son más negativamente afectados debido a que NO son capaces de comunicarse correctamente para transmitir su reacción a dicho alimento.

Los síntomas de alergia pueden incluir urticaria, tos, eczema, náuseas, diarrea, estreñimiento, reflujo gastrointestinal, ojos llorosos, congestión nasal o estornudos. Para determinar qué alimentos son problemáticos, se aplica una "dieta de eliminación". Una vez que los alimentos conflictivos se eliminan de la dieta, el malestar se resuelve, y el niño se vuelve más abierto a la hora de comer.

Un niño bien alimentado es un niño con buen comportamiento. ¡No permitas que tu niño sufra más!




Como padre de una niña autista, he comprendido que es necesario ponerse en el lugar de tu hijo para saber lo que necesita. Por suerte nuestra hija hoy en día ha logrado curarse gracias a un tratamiento que hemos seguido durante aproximadamente un mes. Éste tratamiento es obra del Dr Alejandro Merino, al que tanto le debemos...

Ya que creo que lo que funciona ha de ser recomendado, me veo en la obligación de recomendarte el tratamiento que nos resultó: es 100% natural, SIN EFECTOS SECUNDARIOS NI MEDICAMENTOS, y está al alcance de cualquiera, probado cada día por más y más padres que continúan enviandome sus testimonios positivos a mi blog.


¡Te invito a visitar mi blog para que tú también formes parte de los padres que lo han logrado amigo/a, TODOS nos lo merecemos!

 Si deseas conocer más información y tratamientos, no dudes en visitar mi blog:

www.tratamientoparaelautismo.blogspot.com

Estoy seguro de que mi experiencia con el autismo será de ayuda para tí amigo/a.