Todos afrontamos problemas y obstáculos cuando viajamos a lo largo de la carretera de la vida. Este artículo da mi punto de vista en relación a la forma de ocuparse de estos asuntos. Personalmente he tomado inspiración de mi equipo de fútbol favorito, Birmingham City.

Por: Nilda Nora

Birmingham City no es exactamente una selección de fútbol exitosa y ha ganado muy pocos trofeos en su existencia de ciento veinte años. He estado observando al equipo desde que tengo cuatro años.

A pesar de tener muchos resultados y temporadas no muy positivas, los fanáticos siempre tratan de permanecer positivos y de buen humor. La canción básicamente le está diciendo a los jugadores que continúen y muestra de manera esperanzadora que pase lo que pase, los fanáticos siempre permanecerán honestos y leales.

A menudo me he visto asombrado por la pasión y energía que recibo cuando los voy a ver, y también la pasión de los demás. Durante una temporada, estos fanáticos sin saberlo, me enseñaron una valiosa lección.

La temporada había sido muy pobre para Birmingham y eso dio como resultado que el equipo fuera relegado a la entonces segunda división (las ligas han sido reformadas desde entonces y esta división es ahora conocida como la primera sucursal). Éste fue el punto más bajo que el club había alcanzado en su historia.

Al faltar dos juegos, el club ya estaba condenado y el siguiente partido era el último partido que jugaría de local en esa temporada. En la mayoría de los clubes, los fanáticos sin duda culparían a los jugadores y crearían una tarde incómoda para ellos. No fue así en Birmingham, donde aunque los fanáticos estaban tan enfadados como era de suponer, continuaron alentando y vitoreando. En una oportunidad, un folleto producido por los miembros del club fue repartido entre los fanáticos.

En este folleto se decía que a pesar de la mala situación del equipo, querían que al último partido de la temporada, a jugarse en Londres, viajara la mayor cantidad de fanáticos posible. Esto era para mostrarle al equipo que todavía se lo quería y que se seguiría haciéndolo durante la siguiente temporada. Fui a ese partido, al igual que otros seis mil fanáticos de Birmingham. Una canción se cantó a lo largo del partido, "sigan adelante hasta el fin del camino". Fue una experiencia asombrosa para mí y nunca lo olvidaré. El equipo perdió, pero eso no tuvo importancia.

Más tarde pensé acerca de lo que había sucedido. Me di cuenta de que cuando me sintiera un poco deprimido, necesitaría pensar en ese día y rápidamente me animaría. Tenía un pensamiento muy negativo y me doy cuenta de que necesitaba pensar de un modo mucho más positivo. Esto no es fácil, sin embargo, pero es algo que me esfuerzo por hacer. Creo en que las personas positivas tienen vidas positivas y felices. Esto es lo que yo quiero y el ejemplo citado anteriormente me ha ayudado a volver sobre mis pasos muchas veces.

Birmingham City recientemente ha logrado reencaminarse y hace tres años alcanzaron la tierra prometida de la primera liga. Esta temporada no ha sido tan buena y el equipo nuevamente está enfrentando el descenso. Adivine qué, yo y muchos miles todavía los aplaudiremos el año siguiente sin importar la liga en que jueguen. ¡Sigan adelante!


Nilda Nora ofrece cursos de liderazgo en diversos medios y usualmente es colaboradora en libros de liderazgo de diversos autores.