Ella es cabal a mi imaginación, es rica y a la vez pobre, 
tierna y a la vez fuerte,  a veces necia y otras inocente, 
a veces besa las flores y otras rabiosa desprecia al mas tierno lirio,
  a veces maniática a veces deprimida, como a veces primavera y otras verano.
Ojos, ojos, ojos, ojos nacidos, luna de verano, mar de primavera, sueños fugados,
sol nocturno, canto fiero del ruiseñor, tacto fino de mi musa cuello de cisne,
tú duendecillo que posas en mis pobladas cejas,
sal arañando, deslízate un poco, entra por mi benévola pupila
y sirve un poco de café a los invitados,
vengan, hablemos de esto, hablemos de aquello,
pero antes bien hagamos una carta a mi adorada niña.

A la que hace unos días vi mi amor reflejarse en su sonrisa,
maldito amor, maldita suerte, allí está mientras existo
y yo existo mientras ella está,
a cada soñar, a cada pensar, en algún quien, en algún cuando,
en algún como, pienso en ella cuando quiero y si no quiero me eriza,
que mal he caído, que mal.

Mientras exista allí está, mientras está allí existo,
mientras quiero matarla mas vive,
y entre más vive más me mata, así, poco a poco, así.
Si trato de olvidarla tantas veces, tantas veces la recuerdo,
mil veces me he sostenido de hablarle.
Oh miserable de mi, tratando de cortar una flor hermosa,
de cuyo corte encolerizado más ramas emergen a la vez,
si trato de arrancarla puedo pasar toda mi vida cavando un agujero,
porque su raíz cada vez que profundiza mas frondosa es.

Si intento des apercibirla más reluce entre las flores,
he intentado muchas veces no admirarla
y cuando intento resplandece como estrella,
Si pienso en huir de prisa, la prisa huye de mi,
si trato de olvidarla trabajando en el campo,
el campo me acerca a ella.
¿Cuantas veces he pensado en alejarla de mi mente?
pero mi mente pensando mas la acerca,
he intentado muchas veces alejarla de mi alma
y alejada muchas veces my alma olvidarla no intenta,
he tratado de matarla besando otros labios,
he tratado de arrancarla acariciando otros senos
y aunque arranque y mate este triste corazón ante ella,
de acariciar sus senos y besar sus labios muy triste debo olvidarme.

Ella es cabal a mi imaginación, es rica y a la vez pobre,
tierna y a la vez fuerte, a veces necia y otras inocente,
a veces besa las flores y otras rabiosa desprecia al mas tierno lirio,
a veces maniática a veces deprimida, como a veces primavera y otras verano,
algunas veces tierna me escucha, algunas neurótica me ignora,
a veces son tan suaves sus pasos como bailarina de seda,
a veces tropel como yegua abismada, mansa y a la vez arisca como cebra.
¿Cuando terminará este amor para mi, oh alma cobarde?
¿Cuando comenzará para ella este amor tan desconocido,
tan atientas, tan oscuro para ella?

Este romance tan secreto entre sus gestos y mi amor,
con recuerdos, aun su vomito es sagrado, su mirada contra todo lo mío,
lo real enamorado de una ilusión, contra una sombra,
como un pequeño gato jugueteando con la cola de una perra sombría.
Ella en mis ojos ve a cualquier persona, un extraño,
yo en los suyos me arrullo, me azoro, me engaño,
veo el más bello cielo nocturno por sus ventanas.
Digo a mi corazón, mátale, mátale, mátale corazón mío, hiérele, hiérele corazón mío,
mas mi corazón herido y moribundo busca refugio en su mirada,
miserable de mi.
hoy llevo estas palabras a ella de este mundo distante al suyo,
donde ella es la reina y yo su cartero.



Buenas noches mi reina


espero les guste