Una problemática muy común para dueños de departamentos en propiedad horizontal es la necesidad de afrontar los costos para las reformas de las áreas comunes como pasillos y ascensores. Muchas veces los propietarios no se ponen de acuerdo en cuanto a la extensión de las obras a ser realizadas.

Por: Juan Bautista Pérez

Una problemática muy común para dueños de departamentos en propiedad horizontal es la necesidad de afrontar los costos para las reformas de las áreas comunes como pasillos y ascensores. Muchas veces los propietarios no se ponen de acuerdo en cuanto a la extensión de las obras a ser realizadas. En esos casos será necesario llegar a una mediación judicial que asegure que el edificio en cuestión cumpla con el mínimo requerido por la ley en cuanto a barreras arquitectónicas para personas con discapacidad.
Las reformas de edificios para mejorar la accesibilidad deben incluir la colocación de rampas, sobre todo cuando la entrada principal del edificio está por sobre el nivel de la calle y tiene escalones. Asimismo deberá asegurarse que las aberturas de las áreas comunes como puertas o pasillos tengan el ancho mínimo indispensable para que pueda circular con comodidad una silla de ruedas. Lo mismo sucede con el acceso a los ascensores, que deberán permitir alojar en su interior una silla de ruedas con comodidad.
Cuando uno de los propietarios lo requiera, el consorcio propietario deberá instalar los medios mecánicos necesarios para que los habitantes del edificio puedan moverse con total libertad e independencia más allá de su discapacidad.
La accesibilidad integral debe asegurarse en todos los aspectos. Desde el exterior de la vivienda la numeración del edificio debe ser claramente visible y también perceptible desde lo táctil. También es necesario considerar la altura del portero o timbre como así también del buzón. Ambos lados de la puerta de entrada debe haber un espacio libre que totaliza 1 m y medio para una cómoda maniobra con las sillas de ruedas. En el interior de la vivienda deben existir las rampas y ascensores necesarios para que sus habitantes puedan desplazarse con facilidad. Asimismo deberá verificarse que el espacio de desplazamiento posible que una persona con silla de ruedas no encuentre obstáculos que puedan poner en peligro su integridad, como potenciales ventanas abiertas.

  FTB Restauración, rehabilitación de fachadas, reformas integrales, inspecciones ITE. Control de Humedades. - http://www.ftbrestauracion.com/