El alcoholismo es una enfermedad y una adicción. A diferencia de otras enfermedades, esta tiene una cura voluntaria. Busca ayuda y recupera tu vida

Por: David Hoskins

  El alcoholismo es un problema que afecta a mucha población sobre el planeta. No se trata sólo de un hábito, sino de una enfermedad; una adicción. Al contrario de otras enfermedades, es reversible y su solución es enteramente voluntaria. Por su puesto es un largo camino y proceso, pero lo importante es precisamente eso: voluntario. Requiere un hecho fundamental para la recuperación: la aceptación. Negar el problema, no dará una solución. El alcoholismo es una adicción y como tal, debe ser tratada por médicos profesionales y sobretodo, la gente que te rodea como grupo de apoyo en tus decisiones.

El cerebro humano es una maravilla en diseño. Tiene principalmente dos áreas: el cerebro primitivo el cual se encarga de las emociones y el cortex, el cual se encarga del pensamiento y la razón. Ya que el cerebro primitivo es lo primero que evolucionó en nosotros como especie, es la parte más fuerte del cerebro. Por lo tanto, las emociones llegan primero y la razón después. Sin embargo, cuando estás sobrio y ávido de todos tus sentidos, la razón gana a la emoción y es así como co-existimos en una sociedad.

Sin embargo, al abusar de susancias como el alcohol, el cortex de inhibe, liberando entonces el cerebro primitivo. ¿Qué ocurre? Que nos volvemos volátiles y sin "regulación" alguna. Es por eso que al estar ebrios, nos volvemos más sensibles, agresivos, y vulnerables. Las emociones están a flor de piel. Todo esto puede llegar a herir a nuestros seres queridos y dañar nuestras relaciones interpersonales.

No sólo eso. En el ámbito físico, el alcohol produce daños (muchas veces irreparables) en órganos como el hígado, estómago, pancreas, azúcar en la sangre, etc. Ademá, suprime nuestros reflejos, haciéndonos más lentos en nuestras reacciones, por lo que manejar y hacer otras actividades físicas resultan fatales ya que no podemos responder. ¿Ves todo el daño que provoca el abuso del alcohol en tantos niveles?

Es tiempo que tanto físicamente como psicológicamente te liberes de tu adicción al alcohol. Con la rehabilitación de alcohólicos recupera tu vida, tu claridad de pensamiento, tus reflejos, tus relaciones interpersonales, pero sobre todo, la relación que tienes contigo mismo. Cuando te ves al espejo ¿estás satisfecho al ser un alcohólico? Pide ayuda, y recupera tu vida, quiérete a ti mismo y logra tus metas.


 Cúrate de tu alcoholismo, busca ayuda en un centro de rehabilitación de alcohólicos y vuelve a vivir sobrio