debes estar mentalmente preparado para tener cualquiera de estas tres cosas, de otra forma te sera imposible tenerlo aunque las oportunidades esten frente a ti

Por: Vinicio Guerrero


Entre más tiempo pasa estas tres cosas se alejan, ¿sabes por qué?

“inevitablemente” el cuerpo se va deteriorando y enferma,

“inevitablemente” cada vez hay más crisis económicas y más pobreza,

“inevitablemente” el mundo moderno ha creado relaciones mucho más superficiales, y el ser humano afirma que el amor no existe.

De esta forma la mayoría se acostumbra al declive y renuncia a su deseo aunque nunca pierde una (muy lejana) esperanza, un (imposible) milagro, mientras afirma:

“Me enferma la contaminación, el estrés, el trabajo, etc. YO ME ENFERMO MUCHO”. “Siempre hay crisis, cada vez ES MÁS DIFÍCIL TENER DINERO” “es imposible encontrar un amor sincero” etc. Quien dice cosas así es porque cree que eso es verdad.

Experiencias pasadas que hayan tenido un fuerte impacto emocional crean paradigmas o redes de pensamiento que se organizan alrededor de estas ideas.

Por ejemplo un pequeño escucha decir a su padre que la gente que tiene dinero es gente aprovechada y mala y todos los días se queja de los ricos, esa queja va a tener influencia en la economía del hijo, tal vez fracase en los negocios o simplemente nunca lo intente y afirmará “YO SOY POBRE, yo siempre he sido pobre pero tal vez algún día sea rico y cuando sea rico…” sin embargo el día de tener dinero nunca llega para él.

Lo mismo pasa con quien ha aprendido que la experiencia del amor está impregnada de sufrimiento.

Lo mismo pasa con quien siente que alguna enfermedad lo persigue.

LA FORMA EN QUE PIENSAS TE PERMITE VER O SER CIEGO, quien está rodeado de fracasos amorosos sólo ve fracasos amorosos, lleva el fracaso dentro de sí, vive el fracaso.

Seguramente te ha pasado que mientas comes buscas el salero y no lo encuentras y alguien te dice “!ahí está frente a ti! ¿Qué no lo ves? Y efectivamente el salero esta frente a ti ¡aunque tus ojos lo estaban viendo no te dabas cuenta! Lo mismo te podría estar pasando en tu vida, imagínate que frente a ti esta tú RIQUEZA, EL AMOR Y UN CUERPO SANO, y tú no los puedes tomar ¡porque no los ves!

UNA RESPUESTA A ESTE PROBLEMA
La pregunta obligada es ¿EXISTE UNA SOLUCIÓN? Y la respuesta es SI ¿CÓMO? Creando nuevas redes de pensamiento adecuadas a lo que cada quien necesita llámese SALUD, DINERO O AMOR, si no tienes alguna de estas tres es debido a que no piensas de una forma que te permita tenerlo, o lo que es lo mismo una parte de tu forma de pensar te aleja de lo que deseas y eso SE PUEDE CAMBIAR.

Para esto existen profesionales como psicoanalistas, psicoterapeutas, couch, asesores, motivadores y también hay herramientas que te ayudan a darte cuenta de cómo estas hoy y que es lo que te impide llegar a donde deseas y luego re-aprender lo necesario.
TU MISMO(A) puedes acercarte a la salud, el dinero o el amor que quieres, la forma en la que hablas es una expresión de los paradigmas en los que te mueves, inicia por preguntarte lo siguiente:

¿Qué pienso del dinero? ¿Qué pienso de la riqueza? ¿Qué digo cuando hablo del dinero? ¿Qué tanto me quejo de la falta de dinero? ¿Me falta dinero? Y si quieres ir más a fondo… ¿Qué decían mis padres de los ricos? ¿Qué dicen mis amigos? ¿Qué se dice del dinero en el grupo religioso en el que participo? Si quieres puedes cambiar la palabra dinero por amor o por salud y hazte las mismas preguntas. Y claro una muy importante ¿verdaderamente quiero ser millonario? ¿Verdaderamente quiero tener salud? ¿Verdaderamente quiero tener amor?




Nos vemos en un próximo artículo

Vinicio Guerrero Avendaño

MejorarTuCalidadDeVida.com