Un cruce de competencias entre sistemas operativos podría afectar a Linux con la llegada de Windows 8, cuya instalación en cualquier PC podría impedirse tras la certificación del nuevo sistema operativo de Microsoft. Un cruce de competencias entre sistemas operativos podría afectar a Linux con la llegada de Windows 8, cuya instalación en cualquier PC podría impedirse tras la certificación del nuevo sistema operativo de Microsoft.

Esto es debido a que los ordenadores personales diseñados para Windows 8 utilizarán un hardware basado en un nuevo protocolo de arranque, conocido como Unified Extensible Firmware Interface.

UEFI es una nueva generación de arranque alternativa al estándar BIOS, que previene que se carguen sistemas operativos que no estén aprobados oficialmente por una autoridad certificadora. Esto afecta tanto a fabricantes de software como de hardware, según explica un desarrollador de Red Hat, Matthew Garrett en su blog.

En esencia, esta tecnología está diseñada para proteger contra ′rootkits′ y otros ataques de bajo nivel mediante la restricción de ejecutables y controladores que no lleven la firma dedicada a UEFI, según indica Microsoft en una presentación de Windows 8.

Saludos Cordiales
Pablo Lopez
Mail: pablorafaells@gmail.com
Blog: http://tuwindows8.blogspot.com/