Los sistemas biométricos han venido a cambiar muchas cosas. Gracias a ellos es posible establecer un control de acceso, que puede ser ideal en lugares que deban contar con estrictos niveles de seguridad.

Por: Kate Navile

La biometría, como control de asistencia, es útil en almacenes, escuelas, oficinas, organizaciones del estado, compañías privadas y bibliotecas; sin importar el tamaño de éstas. Además, los controles, por biometría, tienen muchas aplicaciones como el registro de visitas, el control de acceso, puertas biométricas, lectores de huellas digitales y hasta escáneres de reconocimiento facial.

Los sistemas biométricos son dispositivos que identifican a las personas, por una o más características físicas. Esto se hace mediante un proceso automático y puede involucrar el escaneo de una huella, de los ojos, de la mano e incluso un reconocimiento de voz. No obstante, el sistema de asistencia, biométrico, más popular es el escáner de huellas digitales. Con este aparato, cada vez que el empleado llega a su trabajo o sale de él, coloca su dedo en un lector que, mediante un software especial, verifica que las nuevas huellas escaneadas se encuentren en una basa de datos, junto con la identificación de cada empleado. Si esto sucede se registra esa hora y esa persona puede acceder a un sitio determinado.

Varias escuelas ya usan sistemas biométricos, para tener información completa de cada estudiante, lo que ayuda a los padres y maestros a notar de manera rápida inasistencias estudiantiles. Asimismo, se implementa una herramienta útil, para evitar la suplantación en exámenes o pruebas. Ejemplo de esto puede verse en Estados Unidos e Inglaterra, donde varias instituciones educativas han instalado lectores de huellas digitales, como mecanismos antifraude.

La biometría sirve para dar fe que cada persona, que ingresa a un lugar de trabajo, es quién dice ser. Cuando un empleado se registra en un escáner de huellas digitales, por primera vez, el software graba una imagen de su huella digital y la asocia con el número de identificación de ese empleado. La imagen tomada mide la relación de varios puntos de una huella dactilar y es así que se obtienen diferentes imágenes de cada empleado.

El uso de la biometría en escuelas no sólo se limita a sistemas contra el fraude, puesto que también es útil para la entrega de almuerzos escolares, para el préstamo de material de biblioteca y hasta para el uso de casilleros.
 



Para conocer más sobre los sistemas biométricos, se puede ir a http://www.sistemasbiometricos.co/, en este dirección se puede ver la ventajas que los sistema biométricos ofrecen.