Los sistemas biométricos constituyen un control de acceso ideal en muchos lugares. La biometría del control de acceso permite que los sistemas de seguridad de la empresa sean cada vez más confiables y se permita la total identificación del personal.

Por: Kate Navile

Cuando se necesita un método eficiente y confiable, para ver de cerca el desempeño de personal a cargo, hay muchas opciones que vienen a la mente. De esta manera, se pueden mencionar las credenciales de acceso, que se han venido usando desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, es muy posible que algún manager no se sienta conforme con el desempeño de estas tarjetas. En ese caso debería averiguar por los relojes biométricos. El hecho de que una huella no se almacene, en un sistema de estos, es algo que hace que los empleados se sientan tranquilos, puesto que su información biométrica nunca estará comprometida. Estos aparatos son una herramienta futurista, para el control de horarios, por lo que se espera que los sistemas de asistencia anteriores, desaparezcan en un par de años.

Actualmente, existen dos tipos de tecnologías, que se usan en la fabricación de relojes biométricos: identificación de dedo e identificación de mano. En el primero de los casos, el sistema reconoce a un empleado por las crestas y valles en la superficie de sus dedos, pero no se almacena la imagen de la huella dactilar.

Para usar un reloj de esta naturaleza, no hay que agujerar una ficha o deslizar una tarjeta, basta con poner el dedo o la mano en un lector, el cual les reconoce y les asocia con el código de cada empleado. En el caso de los relojes biométricos, con lectores de mano, éstos miden la forma y el tamaño de la mano. Tal vez no parezca ser algo muy prometedor, pero la geometría de la mano es un indicador biométrico totalmente confiable.

Dejar atrás los métodos antiguos e implementar un reloj biométrico tiene muchas ventajas. Entre las más llamativas están:

-Eliminación de las tarjetas de papel o cartón, supresión de las tarjetas de identificación, además de los costos asociados con la compra de suministros, para la producción o reemplazado de estas tarjetas.

-Reducción de la cantidad de tiempo requerido para verificar las tarjetas de asistencia, para ver que la información sea correcta.

-Reducción del tiempo empleado en calcular las horas que los empleados han trabajado.

-Eliminación de errores de cómputo, en los procesos de nómina.

-Se requiere menos personal para el procesamiento de datos contables.

-Se evita que los empleados marquen tarjeta por personas ausentes.

Cuando se requiere un control de acceso, los sistemas biométricos son la mejor opción.