Es importante recordar que aunque muchos champúes para personas son apropiados para uso animal, aquellos productos que contengan ingredientes activos como zinc en los anticaspa, son potencialmente tóxicos cuando son ingeridos en grandes cantidades por animales.

Por: Pepe G

Anticaspa
Las compañías de cosméticos, han desarrollado champús para aquellos que tienen caspa. Estos contienen fungicidas, como piritiona de zinc y sulfito de selenio que ayudan a reducir la caspa Malassezia furfur. El Alquitrán y el Salicilato y sus derivados son usados también a menudo.

Completamente Naturales
Algunas compañías usan los términos de "naturales", "orgánicos" o "botánicos" para todos o algunos de sus ingredientes (como extractos de plantas), la mayoría de las veces mezclándolos con un surfactante común. La efectividad de estos ingredientes orgánicos es dudosa y controvertida.

Alternativos
Los champús alternativos, alguna veces llamados libres de SLS tienen menos cantidad de productos químicos agresivos, típicamente, ninguno de la familia de los sulfatos. Mientras claman ser más suaves para el cabello humano, estos champús en general deben ser aplicados varias veces para que remuevan toda la suciedad.

Para bebés
El champú para bebés está formulado para que sea menos irritante para los ojos. Muchos de ellos contienen lauret sulfato de sodio y/o lauril sulfato de sodio, el surfactante más suave de la familia de los sulfatos. Alternativamente, el champú para bebés, podría formularse usando otras clases de surfactantes, especialmente los no iónicos, los cuales son mucho más suaves que cualquiera de los aniónicos usados.

Para animales
El champú para animales (como por ejemplo los perros o gatos) debe estar especialmente formulado para ellos, ya que su piel tiene menos capas de células que la piel humana. La piel de gatos tiene 2 o 3 capas, mientras que la de perros tiene de 3 a 5 capas. La piel humana, en contraste tiene de 10 a 15 capas. Este es un claro ejemplo de porque nunca se debería usar champú de bebes con gatos o perros.

El champú para animales podría contener insecticidas u otros componentes para el mantenimiento y tratamiento de la piel para parásitos como la pulga o sarna. Es importante recordar que aunque muchos champúes para personas son apropiados para uso animal, aquellos productos que contengan ingredientes activos como zinc en los anticaspa, son potencialmente tóxicos cuando son ingeridos en grandes cantidades por animales y habría que ser especialmente cuidadosos y evitar el uso de estos productos con ellos.
 

 Fersaluxe