Al llegar las fiestas de fin de año, se presenta una serie de gastos que muchas veces se nos hace difícil enfrentar.

Es importante recordar que Navidad y Año Nuevo no es sinónimo de derroche de dinero y que es posible ahorrar y, a la vez, pasar bien estas fiestas.  A continuación algunos tips.
Al llegar las fiestas de fin de año, se presenta una serie de gastos que muchas veces se nos hace difícil enfrentar.

Sin embargo, es importante recordar que Navidad y Año Nuevo no es sinónimo de derroche de dinero y que es posible ahorrar y, a la vez, pasar bien estas fiestas.  A continuación algunos tips y consejos para ahorrar y tener una navidad de lujo.

Apuesta por regalar detalles personales
Al margen de los regalos a los familiares, si queremos tener algún detalle con compañeros y amigos sin que el presupuesto se dispare, una alternativa es optar por preparaciones caseras como galletas caseras y mermeladas.  En este caso, se recomienda envasarlas al baño María y se le da un toque especial personalizando los tarros con etiquetas.  También se puede elaborar bombones.  Se puede comprar un molde especial, fundir el chocolate y rellenar cada pieza con un fruto seco, un trozo de fruta confitada...

Regalos con visión de futuro
Ahora más que nunca conviene aplicar el espíritu práctico. Cuando se trata de regalar moda y complementos una opción interesante es comprar tarjetas-vale con un importe incorporado. Las principales firmas las ofrecen y permiten sacarle mayor provecho al dinero esperando a las rebajas.

A los hijos mayores, límites
Móviles, ordenadores, videoconsolas, reproductores de música... La tecnología es una de las principales demandas de los adolescentes. Marcar unos límites es aconsejable desde el punto de vista económico y también pedagógico Responder siempre a todas sus peticiones resulta contraproducente.

Recuperar el espíritu navideño
Solemos asociar estas fiestas con el consumo pero nadie nos obliga a ello. De nosotros depende recuperar el sentido más espiritual de las Navidades. Abstenerte de compras exageradas y centrarte en distrutar de la compañía de quien más quieres te ayudará a vivirlas con menos estrés y menos gasto.

Guarda el recibo de compra: es tu seguro
En pocos días vas a hacer más adquisiciones que en varias semanas juntas. No dejes que tanto volumen de compra te haga olvidar normas esenciales. Destina un lugar para guardar los tiques. Son tu garantía para reclamar si sale estropeado o para rectificar si no has acertado con algún regalo.

Conoce más tips para ahorrar en Navidad, Año Nuevo y Reyes, en:

Trucos para ahorrar tiempo y dinero en las compras de diciembre

Consejos prácticos para ahorrar en las fiestas de fin de año

Cómo ahorrar en Navidad, Año Nuevo y Reyes