Laponia es un pueblo de Finlandia que se encuentra sobre la línea del Círculo Polar Ártico, donde es posible conocer a Papá Noel, sus duendes, sus renos y por supuesto disfrutar de la magia navideña.

Por: Jesseny Campoverde

Visita el pueblo de Papá Noel

Desde niños hemos soñado con conocer a Papá Noel, a sus duendes y sobre todo a Rudolf (el reno de la nariz roja). ¡Esto ya es posible!..., podemos visitar a Papá Noel y a sus ayudantes.

Existe un pueblo en Finlandia, concretamente en Laponia sobre la línea del Círculo Polar Ártico, donde habita Papá Noel, este se encuentra a 8 Kilómetros de la ciudad de Rovaniemi. Los niños que viven en este pueblo tienen la suerte de verle casi todos los días del año, ya que nuestro entrañable Santa se acerca a saludar a los pequeños.

Viajar a este pueblo puede ser una experiencia inolvidable, no solo para los pequeños, si no para los padres, que aunque no lo reconozcamos, disfrutamos tanto o más que ellos.

Este sitio está muy lejos y hace mucho frío, por lo que si tenemos bebés muy pequeños deberíamos esperar un poco, los niños a partir de los tres añitos ya serán capaces de disfrutar del viaje.

Se puede visitar este lugar en cualquier fecha, pero desde luego, el mes de diciembre es la mejor elección, en ésta época del año el pueblo de Laponia está engalanado con motivos navideños y es una buena forma de introducir a nuestros hijos en la magia de la Navidad.

Como todo, existen varias opciones para vivir esta experiencia, podemos comprar vuelos y buscar hoteles por nuestra cuenta, pero es un complicado llegar. Otra opción es elegir un paquete turístico de 4 días.

En estos cuatro días, los niños podrán jugar con la nieve, ponerse raquetas de nieve, montar en motonieve y en trineo, lo más importante, se quedarán sin palabras al ver al abuelito de barba blanca que se acercará al pueblo a recibir personalmente las cartas de los pequeños.

Visitar Laponia no solo visitar a Papá Noel y ver a sus duendes ayudantes, también es nieve, paisajes espectaculares y diversión. Durante la estadía en Laponia, las familias pueden realizar todas las actividades que deseen y que esperan en un entorno como este: Trineos tirados por perros y renos, motos de nieve y un paseo hasta la línea del Círculo Polar Ártico, además de visitar la increible casa de Papá Noel. Los mayores podemos disfrutar de la tranquilidad de las noches y la visión de la aurora boreal.

Los alojamientos son apartamentos estupendos que están ubicados en las faldas de las montañas Ruka. El viaje es caro y desde luego, no cuenta con hoteles baratos, pero merece la pena vivir una experiencia con esta.



Hoteles Baratos | Hoteles | Hoteles en Londres|