Buscando “un Poquito de Amor”

El amor es el arma más poderosa que el Creador nos regaló. Es la principal herramienta para triunfar en un mundo materialista y egoísta. Por eso le recomendamos que, de ahora en adelante, opte por la "sintonía" del amor.

Marcelo Tarde
Marcelo Tarde
9 de abril · 464 palabras.
He comprendido que una de las maneras de aprender más y mejor, respecto a la idiosincrasia de un lugar y su gente, es hablando con quienes allí viven, quienes pelean el día a día.

En uno de mis viajes a Estados Unidos, más precisamente en un conocido restaurante de la Washington Av. (en el corazón de Miami Beach), conocí a una mujer uruguaya que trabajaba en ese negocio.

Después de hablar un buen rato sobre el complejo panorama que tiene ante sí todo inmigrante, cuando le pregunté qué pensaba acerca de la población americana, me dejó esta conclusión final: “mirá, todos estamos en la misma, todos estamos buscando un poquito de amor...”.

Esa frase me dejó pensando, y la verdad es que ella tenía mucha razón. Porque es cierto aquello de que el amor es la principal herramienta para triunfar en un mundo materialista y egoísta, y que el idioma del corazón es universal. Y que sólo se necesita sensibilidad para entenderlo y hablarlo.

La reflexión a este comentario, es que en muchas ocasiones, en lugares donde tenemos el concepto de que la gente es más “fría” (sentimentalmente hablando, claro) como los países sajones, caso Estados Unidos, Canadá o la mayoría de los europeos (especialmente los escandinavos), donde el sentido de familia es radicalmente distinto al de Latinoamérica, ellos también están tan carentes (o más) de amor.

Por aquellas tierras, los problemas existenciales son tan o más grandes que en los países del tercer mundo, aunque ellos no lo demuestren tan abiertamente.

Lo cierto es que, dondequiera que esté, si usted se “sintoniza” en la frecuencia del amor, tendrá una energía extra e infinita. Ésta le permitirá enfrentar las adversidades que se le presenten. Además, atraerá personas que estén en esa misma sintonía y rechazará a quienes carecen de amor para sí mismos y, por ende, para dar a los demás.

Como bien decía Leonard Cohen "el amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males”...

El amor es esa fuerza que todo lo puede y que pulveriza el mal. Es la luz que penetra toda oscuridad. Es el verdadero y más poderoso antídoto contra todos los venenos que existen.

Es el arma más poderosa que el Creador nos regaló contra el mal. Más que cualquier otra arma de las increíblemente sofisticadas que existen en este novato milenio, más que cualquier fuerza física, sea humana o animal, jamás concebida.
Marcelo Tarde Benítez
Periodista. Escritor. Conferencista Motivador. Consultor Internacional.

Visita nuestra página web, escríbenos, y con gusto te contestaremos. Si te gustó este artículo, puedes reproducirlo, siempre y cuando sea fielmente y mencionando nuestra fuente, o sea nombre y web. Estamos a tus órdenes, que tengas un gran día!

www.marcelotarde.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →