El Ritmo de la Felicidad

La felicidad está aquí y ahora; no requiere de ninguna condición. La felicidad es natural. No pongas condiciones a tu felicidad. Sé feliz sin ninguna razón. Para la infelicidad hace falta buscar mil y una razones. La felicidad es ....

Msc.rafael Bestard Bizet
Msc.rafael Bestard Bizet
14 de enero · 781 palabras.
Quisiera desde estas líneas hablarte del ritmo de la felicidad. Porque la felicidad tiene un ritmo, una cadencia, una música.Pero antes quisiera relatarte un cuento que tiene que ver con todo esto: Un mendigo estaba recostado bajo la sombra de un árbol cuando a un hombre rico se le estropeó el coche. Mientras el chofer estaba reparando el coche, el hombre rico vio al mendigo haciendo la siesta. Era un día hermoso, soplaba una brisa fresca. El hombre rico se sentó junto al mendigo y le dijo:-¿Por qué no trabajas?-¿Para qué? -le preguntó el mendigo.El hombre rico se sintió un poco incómodo: -Para tener un buen saldo en tu cuenta bancaria.Pero el mendigo le volvió a preguntar: -¿Para qué?El hombre rico se irritó: -¿Para qué? Para que cuando seas viejo puedas retirarte y descansar.¡Ya estoy descansando ahora! -dijo el mendigo-. ¿Por qué esperar a viejo? ¿Para qué todo este absurdo de ganar dinero para tener un buen saldo bancario para finalmente descansar?¡Ya estoy descansando ahora! ¿Por qué esperar?Sí, por qué esperar, por qué aplazar la felicidad. Desafortunadamente la filosofía de la felicidad de la mayoría de las personas es la filosofía de postergarla. Seré feliz: cuando me case, cuando construya, cuando tenga hijos, cuando termine la carrera, el doctorado, cuando se me quite esta enfermedad, cuando tenga dinero…Y la felicidad pospuesta sencillamente nunca llega.La felicidad está aquí y ahora; no requiere de ninguna condición. La felicidad es natural. Simplemente date cuenta. No pongas condiciones a tu felicidad. Sé feliz sin ninguna razón. Para la infelicidad hace falta buscar mil y una razones. Soy infeliz porque no me quieren, porque cuando pequeño me abandonaron, porque no me comprenden.Para ser feliz no hacen falta razones Simplemente sé feliz. Simplemente se como un niño pequeño que juega en la orilla del mar juntando caracoles y piedras de colores. ¿Con qué finalidad? Ninguna. Solo la de sentirse plenamente vivo. La felicidad es un estado de plenitud, de sentirte colmadamente satisfecho y completo en este mismo instante, de ser total en lo que estás haciendo. Debes entender que nuestro cuerpo siempre está en el presente, siempre está aquí, tú no respiras ni ayer ni mañana, tú siempre respiras y vives ahora. Pero nuestra mente con tremenda facilidad siempre se encuentra en el pasado o en el futuro. Y eso te desgarra, no te permite ser completo y total, no te permite ser feliz. Me puedes estar leyendo en este momento y sin embargo tu mente puede estar viajando muy lejos. Y eso es estrés, eso es desarmonía, eso es salirse del ritmo de la vida. Tu energía, tu vida, está dividida, estás agrietado energéticamente porque el cuerpo está aquí y la mente está en otra parte y por lo tanto: no puedes ser feliz. Te recomiendo que a partir de ahora no te dediques más a la infelicidad. El 90% de las cosas que hacemos están dedicadas a la infelicidad. Pregúntate: Si supieras con seguridad absoluta que te quedan 3 horas de vida: ¿a qué las dedicarías, a qué le darías realmente importancia?: ¿A discutir con tu pareja o con tus hijos?, o ¿a pensar en lo que dejaste de hacer o en lo que quieres hacer? ¿O a que las cosas salgan como tú quieres? Recuerda que no tienes la seguridad de cuántas horas te quedan. Vive plenamente, vive totalmente, vive fluyendo con lo que te presenta la vida, vive en el presente sintiéndote copiosamente vivo. Ese es el ritmo de la felicidad. Te voy proponer hacer el siguiente ejercicio:Cuando estés haciendo cualquier actividad; por ejemplo, cocinando, trata de escuchar todos los sonidos que haces: cortar una naranja, poner el cuchillo en la meseta de la cocina, el ruido del agua que sale por el grifo, el recipiente metálico que golpea contra la mesa, los pies que se mueven, el ruido que hace la puerta del refrigerador al abrirse, etc. A la vez mantén la mente concentrada en la tarea que realizas. Mientras haces esto, mantente alerta de dónde está tu mente en ese momento. Si tu mente no está plenamente en lo que estás haciendo y se encuentra en otro lugar, por favor, vuélvela a traer de vuelta.Cuando la mente se escapa y se va tras los pensamientos, es porque ha saltado la cerca del presente y hay que ir a buscarla. Verás que la mente se va rápidamente al pasado o al futuro. Tráela enseguida a lo que estás haciendo. Este ejercicio cuando lo hagas diariamente te va ayudar a estar en el presente, a disfrutar más lo que estás haciendo y a sentirte más vivo. Y eso, recuerda, es felicidad.Que la pases bien y que la paz sea contigo.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →