Los Iones y sus Efectos

Está demostrado que los aparatos eléctricos, receptores de televisión y radio, estufas, grabadores, computadoras y electrodomésticos en general, generan iones positivos. Éstos, a su vez, quedan de alguna manera impregnados en las casas, actuando negativamente sobre las personas.

Marcelo Tarde
Marcelo Tarde
17 de mayo · 445 palabras.
www.marcelotarde.com


* “Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa” (Proverbio chino)

Está demostrado que los aparatos eléctricos, receptores de televisión y radio, estufas, grabadores, computadoras y electrodomésticos en general, generan iones positivos.

Éstos, a su vez, quedan de alguna manera (por extraño que le parezca) impregnados en las casas, actuando negativamente sobre las personas, con manifestaciones tales como dolores de cabeza, cansancio, estrés y malestares generales.

Esa es la razón por la cual la gente que vive en contacto con la naturaleza, que trabaja en el campo, usualmente carece de estos problemas, al no tener tantos electrodomésticos en los lugares donde habitan.

Otro causa de inconvenientes caseros acontecen si quienes las habitan discuten a cada rato, se pelean, o albergan permanentemente a personas enfermas (física o mentalmente). Esos síntomas de negatividad quedan adheridos en paredes y puertas, aflorando con asiduidad y perjudicándonos, por más que nunca nos lo hubiésemos imaginado.

Por eso es necesario ventilar la casa periódicamente, que penetren los rayos de sol, el aire. Además, desconectar todos los electrodomésticos, cada vez que no estén en funcionamiento y antes de acostarnos, con el cometido de despejar esas partículas que sí existen y que sí producen tales efectos.

En contrapartida, todo lo inverso sucede cuando, por ejemplo, vamos a la playa. Allí nos sentimos muy bien, porque además de presenciar el agua y sentir la arena, el aire de mar está cargado de iones negativos, pero que actúan benéficamente en nosotros, relajándonos.

Esta es una muy buena técnica para contrarrestar el efecto de los iones positivos. Si no puede ir a la playa, por un tema de costos o distancias, pruebe caminar descalzo por el patio de su casa, o por un parque, sintiendo el césped en sus pies.

Nuestra piel, a través de sus millones de sensores, recibirá esa información, la traducirá al cerebro y nos producirá gran bienestar, sintiéndonos “desenchufados” de las complicaciones cotidianas.
Por eso es tan necesario, en vez de perder tiempo metiéndonos en los asuntos de los demás, ocuparnos primero de nuestro entorno íntimo y cómo éste influye en nuestras vidas. Así de sencillo. Así de verdadero.

Marcelo Tarde Benítez
www.marcelotarde.com

Marcelo Tarde Benítez
Periodista. Escritor. Conferencista Motivador. Consultor Internacional.

Artículo extractado de su libro "Cómo Vivir en el Planeta de la Confusión". Visita nuestra página web, escríbenos, y con gusto te contestaremos. Si te gustó este artículo, puedes reproducirlo, siempre y cuando sea fielmente y mencionando nuestra fuente, o sea nombre y web. Estamos a tus órdenes, que tengas un gran día!

www.marcelotarde.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →