Que es la Juventud?

Juventud – Lo que me enseño un joven viejo amigo!! Cursaba el quinto ciclo en la universidad, en esos tiempos trabajaba de profesor de grupo de estudios y eventualmente enseñaba en academias pre-universitarias cursos de matemáticas y razonamiento matemático.

Fernando Calagua
Fernando Calagua
21 de julio · 497 palabras.
 Juventud – Lo que me enseño un joven viejo amigo!!
Cursaba el quinto ciclo en la universidad, en esos tiempos trabajaba de profesor de grupo de estudios y eventualmente enseñaba en academias pre-universitarias cursos de matemáticas y razonamiento matemático.
Acababa de llevar un curso de mi especialidad y encontré un aviso de requerimiento de una persona que enseñase a un alumno de otra universidad justamente ese curso que yo había acabado de llevar y dicho sea de paso me gustó mucho ese curso, pues fue el primero de mi especialidad.
Llamé a mi futuro alumno pero no lo ubique, luego el me llamó y acordamos una cita, pude percibir que su voy era muy extraña, pero no le tome mayor importancia.
El día que nos encontramos quedamos en vernos en la cafetería de la universidad, como no lo conocía, me dio algunas señas de su persona, pero estas señas fueron bastante extrañas, pues me describió sólo el color de maletín y de zapatos que llevaba puesto.
Cuando llegue al lugar pactado, busqué a “PAULET”, este fue el nombre que me dio. No había mucha gente en la cafetería en ese momento, así que a lo lejos vía a un señor bastante mayor con las características que me dio mi futuro alumno, así que dudosamente me acerqué y le pregunte, eres Paulet?.
Siii, me dijo muy atento y se presentó, confirmando nuestras identidades, aún no salía de mi asombro yo tenía a las justas 20 años y tenía como alumno a una persona de más o menos 65 años, la verdad al principio me sentí bastante extraño, pero poco a poco nos hicimos buenos amigos, compartimos nuestros estudios, asía ambos nos dábamos la mano, ya que él estaba casi llevando los mismos cursos que yo en la universidad, ya que estudiaba mi misma carrera, así que cada curso que yo llevaba, prácticamente lo volvía a estudiar al momento de darle clases de reforzamiento a Paulet.
Era impresionante ver a un hombre de su edad con tanta decisión, tanta fuerza de voluntad y tanto deseo por estudiar.
Trataba de no preguntarle porque a su edad recién estaba estudiando, pero al ver su dedicación y voluntad, la pregunta se hacía necia.
Años más tarde, Paulet llego a hacer su tesis y titularse meses antes de que yo lo hiciera, me demostró que no es importante la edad cuando uno en verdad tiene deseos de estudiar y de aprender, me demostró a muy temprana edad que yo podría de hecho conseguir mucho más de lo que podía imaginar, pues yo entre comillas lo tenía todo, todo para lograr lo que yo quisiera.
Muchas veces veía a algún compañero lamentarse, de que no tenía tiempo para estudiar o de que no tenía dinero o que estaba desmotivado o que simplemente se sentía inconforme… Eso en verdad es un chiste.
Gracias querido amigo Máximo Paulet Vera!!!
Qué opinas de esto??? Quisiera compartas tu opinión,
Un abrazo,
Fernando Calagua.

http://wasanga.com/fcalagua

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →