Breves Lecciones para Hablar Bien en Público

El temor a hablar en público es algo natural en todo ser humano. Pero hablar en público no es, simplemente, aprenderse un texto y recitarlo. Para que su presentación sea exitosa, sus palabras deben estar acompañadas de un lenguaje corporal adecuado. ¡Aprenda a hacerlo!

Daniel Cure Pérez
Daniel Cure Pérez
11 de mayo · 426 palabras.
Deseo compartir con ustedes algunas estrategias básicas utilizables a la hora de enfrentarse a un público, con las cuales, seguramente saldrá bien librado porque le ayudarán a verse sereno y a ofrecer un buen discurso.

La mayoría de la gente tiene miedo de hablar en público -lo cual no es nada raro- puesto que se trata de una reacción inherente a los seres inteligentes que tienen capacidad de análisis y raciocinio. Al hacer lo que a continuación aconsejo, usted verá que decir un discurso no es simplemente una combinación de aprender el texto como un niño y tratar de no avergonzarse frente a un grupo.

El lenguaje corporal positivo es muy importante. Cuando alguien está frente a una audiencia, ésta es una de las últimas cosas que tendrá en mente. No obstante, trate de hacer un esfuerzo consciente para recordarlo. Aunque suene extraño, las palabras que usted pronuncia constituyen aproximadamente el 30% de la comunicación, lo que significa, que su tonalidad y el lenguaje corporal están haciendo el resto. Cuando esté de pie, frente a su público, mantenga la espalda recta y no se encorve por nada del mundo.

También, sonria. Si usted está allí, utilizando un lenguaje corporal que lo muestra como víctima de una terrible pesadilla, tenga por seguro que su público va a sentir que su voz es, también, una verdadera pesadilla.

Simplifique su discurso. El tema que usted elija de su discurso, probablemente tendrá un millón de puntos distintos por los cuales enfocar su presentación. Lamentablemente, no tendrá tiempo suficiente para ello y a su público no le interesa escuchar todos los puntos. Por eso, es importante contar con una tesis principal y tres puntos para desarrollar. Esto le permitirá dividir su discurso en la introducción, puntos 1, 2 y 3, y la conclusión. Así, mantiene un buen flujo y alcanza una buena conclusión.

Haga contacto con los ojos. Usted tiene que mirar a la audiencia, sin importar lo nervioso que se sienta. En realidad, no tiene que hacer contacto visual con las personas, sólo trate de ver lo que quiera. Es más fácil seguir un triángulo visual de las cosas en la audiencia, para que la gente tenga la impresión de que mira a todas las partes de la audiencia.

Convertirse en un orador carismático y convincente no es una posibilidad remota, si tiene verdadero deseo y sigue estos sencillos pasos.

Si desea descubrir la clave para convertirse en un excelente orador, haga clic aquí: Cómo hablar en público

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →