¿ Colapsará nuestro edificio?.

Esta pregunta seguramente ha rondado en nuestros pensamientos desde que vimos recientemente las lamentables noticias e imágenes sobre el colapso del edificio Champlain de Surfside Miami. Esta terrible tragedia tiene que ver con un tema que considero importante tratar y específicamente con la patología de las estructuras. El término quizá suena complicado pero les prometo que trataré de escribir líneas simples que vayan más allá de la definición y aporten recomendaciones sobre las señales que debemos revisar en nuestros edificios.

Ing. Anibal Revollo
Ing. Anibal Revollo
9 de julio · 907 palabras.

Es sumamente importante generar interés en poner atención en las estructuras de las edificaciones por parte de “todos “ y me refiero no solo a los entes públicos que velan por el estado de las mismas sino a los propietarios, inquilinos, juntas de condominios, administradores que de una u otra forma son habitantes y/o usuarios de las mismas.

Como sabemos la función principal de los elementos estructurales es la de servir de soporte a la edificación específicamente ante las acciones de los sismos, de las cargas vivas, bien sean verticales u horizontales, permanentes o temporales, estáticas o dinámicas, los vientos, la nieve, peso propio, sobrecargas, dilataciones, contracciones entre otros. Hago esta descripción porque me interesa resaltar que como consecuencias de estas es que la estructura “trabaja” y por ende se inician los procesos de “deterioro”.

La Patología en ingeniería civil se refiere al término empleado para definir la especialidad dedicada al estudio sistemático de estas señales, las causas, consecuencias y soluciones a los defectos, daños y/o deterioros que puedan presentar las estructuras, materiales o elementos con que han sido construidas. Estudia los problemas que pueden aparecer en una edificación después de su construcción.

 En tal sentido ver oportunamente estas señales en nuestras edificaciones es muy importante y nos permitirá alertar o identificar los riesgos que podrían causar las patologías más recurrentes y nos permitirá también poner en manos expertas los estudios más profundos en caso de ser necesarios.

Estas señales pueden aparecer por tres motivos:

a) Por “Defectos” , me refiero a que pueden ser causadas por diseños poco eficientes, construcción errada, interpretación equivocada de los planos al momento de construir o el uso de materiales de baja calidad.

b) Por “Daños”, son aquellas que pueden ser causadas durante o después de la incidencia de una causa externa a la edificación. Por ejemplo: un sismo, inundaciones, socavones, vibraciones, sobrecargas, modificaciones en los suelos, perforaciones para pases de instalaciones en sitios inadecuados, eliminación de elementos estructurales como muros, vigas, columnas, macizados, capiteles etc.

c) Por “Deterioro”, me refiero a que pueden ser causadas por la antigüedad de la edificación, acercamiento a la vida útil de algunos materiales, presencia de químicos, pérdida de materiales por el uso, golpes o lesiones en la estructura, congelamiento o sobre calentamiento.

¿Qué señales debemos observar?

1) Daños o anormalidades en la estructura de la edificación.

2) Humedades.

3) Fisuras. ( menores de 1,5mm )

4) Grietas. (mayores de 1,5mm o que afectan todo el espesor del material).

5) Pérdidas de material. (desmoronamiento).

6) Asentamientos. (desniveles en pisos o losas que antes no estaban).

7) Corrosiones.

¿Cómo podemos hacerlo?

Con este artículo no se pretende que usted sustituya a un patólogo ingeniero pero sí que sea capaz de identificar y alertar las señales del riesgo a los expertos y le permita tomar las medidas. Para hacerlo podría utilizar los siguientes consejos:

- Identifique visualmente: se refiere a observaciones simples que no conllevan pruebas de laboratorio sino a través de la visualización y posible identificación de riesgos en base a las señales expuestas en el punto anterior. No arroja datos exactos pero es sin duda una medida de alerta. Este tipo de visualizaciones puede apoyarse con registros fotográficos, datos históricos acerca de sismos en la zona e incluso datos sobre la antigüedad de la edificación.

- Revisión periódica: Toda estructura, bien sea nueva o antigua debe revisarse periódicamente ya que esto permitirá percibir si se han presentado cambios con respecto a las revisiones anteriores. Pueden colocarse marcas, testigos o hacer fotos para contrastar con anteriores revisiones. Se debería anotar y llevar registro escrito de las mismas. Revise si alguien de la comunidad ha hecho cambios en la estructura o ha incorporado pesos extras que no hayan sido revisados previamente por un experto.

- Reparación, rehabilitación y/o reforzamiento: Bien sea una estructura de concreto / hormigón o metálica la mismas podrá ser objeto de reparaciones, rehabilitaciones o refuerzos en cualquier momento de su vida útil. Estos trabajos consisten ante todo en proteger la vida de las personas, conservar los bienes y otorgar seguridad a aquellas edificaciones que pueden presentar riesgo. Las reparaciones pretenden restablecer los niveles originales de resistencia y en el caso del refuerzo en incrementar la capacidad resistente y/o ductilidad y/o rigidez de la estructura a intervenir. En todos los casos deben ser evaluadas y calculadas por profesionales calculistas. Hoy en día existen alternativas de reparación y refuerzos cuya relación costo beneficio es mucho más conveniente ademàs involucran técnicas que permiten realizar los trabajos con mínima invasión.

-

Finalmente me despido destacándoles que las edificaciones son “vulnerables “por lo tanto es necesario que las revisemos, que sepamos reconocer las señales indicadas anteriormente (daños u anormalidades, humedades, fisuras, grietas, pérdidas de materiales o desmoronamientos, asentamientos o desniveles inusuales) ya que son las manifestaciones de cambios patológicos en las mismas cuyos efectos pueden ir desde pequeños daños hasta grandes deformaciones que pueden repercutir en el colapso de la estructura o parte de ella. Hacer de esto una rutina es cuidarnos a nosotros mismos.


Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →