El Culturismo o Fisicoculturismo[1] (bodybuilding en Inglés) es un Tipo de Deporte Basado Generalmente en Ejercicio Físi

Sus primeras referencias históricas, por tanto, podrían llevarnos a la Grecia Clásica donde el cuerpo humano tuvo una relevancia cultural que se ha resucitado en nuestros días. El culturista o atleta muscularmente hipertrofiado

Cristian Abeldia
Cristian Abeldia
1 de julio · 1379 palabras.
El culturismo o fisicoculturismo[1] (bodybuilding en ingl√©s) es un tipo de deporte basado generalmente en ejercicio f√≠sico intenso, generalmente anaer√≥bico, consistente la mayor√≠a de veces en el entrenamiento, actividad que se suele realizar en gimnasios, y cuyo fin suele ser la obtenci√≥n de una musculatura fuerte y definida, sin olvidar mantener la mayor definici√≥n y simetr√≠a posible al m√ļsculo (es decir las proporciones de sus piernas con respecto a sus brazos, su torso, los brazos comparados con su espalda, los b√≠ceps con sus tr√≠ceps, etc). Tambi√©n se suele llamar musculaci√≥n a la actividad encaminada a hipertrofiar el m√ļsculo (su diferencia con el culturismo radica en que la musculaci√≥n no exige poses como objetivo del trabajo muscular), este deporte lo rige la IFBB (International Federation of BodyBuilders) y no debe confundirse con la halterofilia ni con el atletismo ni con el powerlifting.

El culturismo es la actividad f√≠sica encaminada al m√°ximo desarrollo de los m√ļsculos
(de la musculatura visible) del ser humano. Desde este punto de vista, comparte con otros deportes ciertos m√©todos y destrezas, aunque su finalidad es notoriamente diferente. Este deporte tiene sus primeras manifestaciones en figuras de vasos griegos; al parecer, ya se usaban pesos de manos (a modo de lastre) para realizar saltos o ejercicios con el fin de aumentar la fuerza y longitud del salto. Se trata de comportamientos dirigidos fundamentalmente al desarrollo de la fuerza o de su tama√Īo, con el objetivo de la supervivencia como clara finalidad, o bien como ritos religiosos en festividades concretas.

Sus primeras referencias hist√≥ricas, por tanto, podr√≠an llevarnos a la Grecia Cl√°sica donde el cuerpo humano tuvo una relevancia cultural que se ha resucitado en nuestros d√≠as. El culturista o atleta muscularmente hipertrofiado podemos observarlo en m√ļltiples representaciones escult√≥ricas: H√©rcules, Laocoonte, frisos con guerreros, etc.

La palabra culturismo procede del francés para designar a este deporte que tuvo en Francia en los siglos XVII y XIX como lugar y fechas de nacimiento de una disciplina deportiva que tenía como finalidad la estética, palabra que entronca directamente con la cultura física, esto es, culturismo que hoy en día conocemos por su variante deportiva de competición principalmente.

Eugen Sandow (Eugenio Saez)(1867-1925),[2] un atleta de origen prusiano, se considera el padre del culturismo moderno pues fue el primero en realizar exhibiciones en las que mostraba su musculatura. Sandow pregonaba un "ideal griego" en cuanto a las proporciones de las diferentes partes del cuerpo humano y fue uno de los primeros en comercializar equipos mecánicos para la realización de ejercicios tales como pesas y poleas. Sandow también organizó el primer concurso de culturismo el 14 de septiembre de 1901 en el Royal Albert Hall de Londres. El concurso se llamó The Great Competition ("La Gran Competición"). En Sandow encontramos también antecedentes directos de uno de los elementos esenciales del culturismo: la pose. Con Sandow, las exhibiciones de la musculatura se hacen bajo ciertas poses musculares que evidencian de forma contundente el desarrollo muscular alcanzado. La pose será fundamental en el ulterior culturismo profesional, hasta el punto de que el culturista trabaja para posar en un escenario ante un grupo de jueces que valorará su desarrollo a partir de la ejecución de ciertas poses.

Fisicoculturismo se hizo m√°s popular en los a√Īos 1950 y 1960 con la aparici√≥n de multifuerzas y aparatos de gimnasios m√°s sofisticados, la uni√≥n a este deporte de campeones de gimnasia y la divulgaci√≥n simult√°nea de entrenamiento de los m√ļsculos, sobre todo por Charles Atlas, cuya publicidad en los libros de historietas y publicaciones de otros alent√≥ a muchos j√≥venes al entrenamiento con pesas para mejorar su f√≠sico y parecerse a los superh√©roes del c√≥mic. De los atletas notables est√°n el campe√≥n nacional de los EE. UU. de gimnasia y levantamiento de pesas ol√≠mpico John Grimek y el brit√°nico Reg Park como ganadores de los t√≠tulos de culturismo de competencias reci√©n creadas como el Mr. Universo y el Mr. America.

Tambi√©n revistas como Strength & Health y Muscular Development fueron acompa√Īados por la notoriedad p√ļblica. El elenco de algunos culturistas en el cine fue otro importante veh√≠culo para la divulgaci√≥n de este deporte. De culturista-actores quiz√°s los m√°s famosos fueron Steve Reeves y Reg Park, que se presentaron en los papeles de H√©rcules, Sans√≥n y otros h√©roes legendarios. Dave Draper gan√≥ fama p√ļblica a trav√©s de apariciones en Muscle Beach Party, serie de pel√≠culas con Annette Funicello y Frankie Avalon. Otras estrellas en ascenso en este per√≠odo fueron Larry Scott, Nubret Serge, y Sergio Oliva. El equipo de gimnasio y de industrias de formaci√≥n de suplementos fundada por Joe Weider se complementaron con el crecimiento de la Federaci√≥n Internacional de Fisicoculturismo (IFBB), que fue co-fundada por Joe y su hermano Ben. La IFBB finalmente desplaz√≥ a la Uni√≥n Atl√©tica Amateur de los t√≠tulos Universo y tambi√©n la NABBA.

Se denomina Edad de Oro del culturismo[3] al desarrollado entre la d√©cada de 1940 y 1970. Durante este periodo surgen figuras como las de Vince Gironda, Steve Reeves, Arnold Schwarzenegger, Walter Bernal o Frank Zane. Coincidi√≥ con una nueva visi√≥n, m√°s comercial, de este deporte gracias al impulso de figuras como Joe Weider y la creaci√≥n de nuevos concursos, entre los que destacaba el Mr. Olympia. Mientras, segu√≠an desarroll√°ndose nuevas investigaciones en el mundo de la nutrici√≥n, suplementaci√≥n y entrenamiento. Durante esta fase se produce la incorporaci√≥n de Espa√Īa al culturismo. T√≠midamente durante los a√Īos 70, de forma acelerada a partir de los a√Īos 80. De forma un tanto subjetiva, suele entenderse que la denominada Edad de Oro comienza su declive en la d√©cada de 1980 y, sobre todo, en la de 1990. A partir de estas fechas, en las competiciones de culturismo, el volumen comienza a estimarse m√°s que la proporci√≥n y la simetr√≠a.

Para sus practicantes el culturismo es un estilo de vida que analizándolo bajo el aspecto de mantener un hábito de vida basado en el ejercicio físico y una alimentación adecuada, puede ser muy saludable.

Durante los a√Īos en los que el culturismo se propag√≥ por Europa y Estados Unidos, en los cuarenta y cincuenta hubo una gran cantidad de practicantes an√≥nimos, para los que la salud y el bienestar eran objetivos principales. Entonces, sin apenas conocimientos de dietas ni principios de entrenamiento, adquirir grandes masas musculares era complicado. Como toda actividad f√≠sica, el exceso es malo. En ocasiones, trastornos personales unidos a una visi√≥n obsesiva del deporte pueden conducir a trastornos psicopatol√≥gicos, importantes aunque poco frecuentes, como pueden ser la m√ļsculodismorfia o vigorexia.

El culturismo es el proceso de aumento de tama√Īo de fibras musculares mediante la combinaci√≥n de entrenamiento con cargas (levantamiento de pesos), aumento de la ingesti√≥n cal√≥rica y descanso.

Para alcanzar un desarrollo muscular extraordinario, los culturistas deben concentrarse en tres líneas básicas de acción:

Levantamiento de peso contra resistencia: El entrenamiento con pesas provoca transformaciones inducidas en las fibras musculares. Esto se conoce como microtrauma. Estas peque√Īas lesiones en el m√ļsculo contribuyen al cansancio experimentado tras el ejercicio. La reparaci√≥n de los microtraumas (papel jugado por las llamadas "c√©lulas sat√©lite" que se encuentran en torno a las fibras musculares) forma parte del crecimiento muscular (hipertrofia). Para el entrenamiento culturista se utilizan normalmente rutinas de entrenamiento organizadas en series y repeticiones, junto a planificaciones temporales de entrenamiento (en micro-, meso- y macrociclos).
Una dieta de alta calidad incorporando prote√≠nas adicionales: El crecimiento y reparaci√≥n, sin embargo, no pueden tener lugar sin una adecuada nutrici√≥n. Un culturista tiene requerimientos de prote√≠nas mayores que los de una persona sedentaria para reparar el da√Īo causado por el entrenamiento con pesas. Adem√°s de las prote√≠nas, los carbohidratos son muy importantes para el aporte de energ√≠a durante el entrenamiento. Las proporciones que suelen recomendarse a nivel nutricional son variables, en funci√≥n del biotipo del atleta (ecto-, meso- o endomorfo). De forma muy vaga, podr√≠an darse las siguientes:
30 % de carbohidratos
50 % de proteínas
20 % de grasas
Un descanso apropiado para facilitar el crecimiento. Sin un descanso adecuado y sue√Īo el cuerpo no encuentra oportunidad para reconstruir y reparar las fibras da√Īadas. Son necesarias unas ocho horas como m√≠nimo de descanso para un fisicoculturista para encontrarse en buen estado en la siguiente sesi√≥n de entrenamiento.
Musculos del cuerpo humano

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →