Algunas Generalidades de los Cuartos Fríos

En muchos ambientes de producción y comercio, una logística de frío es una obligación. Esta logística se apoya en prácticas particulares y sistemas como los cuartos fríos.

Jhoyber Palacio
Jhoyber Palacio
22 de febrero · 457 palabras.
Los cuartos fríos pueden hallarse en varios lugares y pueden ser clasificados según su contenido. De este modo, se puede hablar de cuartos fríos para carnes, para productos de la pesca, para frutas o verduras, para panaderías o pastelerías, etc.

Cuando se habla de cuartos fríos, se hace mención a lugares que tienen como propósito el almacenamiento y manipulación de varios tipos de productos. Consecuentemente, son lugares en los que se reciben y guardan cantidades considerables de mercancía, por lo general perecedera.

Gracias a estudios científicos, se han podido establecer temperaturas ideales, para conservar las cualidades nutricionales y organolépticas de los alimentos. Por otra parte, existen leyes que se aseguran de que dichas temperaturas sean aplicadas en sistemas de refrigeración, de todo tipo y en especial en los cuartos fríos. Aparte de establecer las temperaturas indicadas, la ciencia y la legislación también han establecido los cuidados, que se deben tener al interior de los cuartos fríos. Por ejemplo, no se deben guardar productos químicos en el mismo lugar que los alimentos, no hay que combinar diferentes tipos de productos; para evitar la contaminación cruzada y al interior de los cuartos fríos, los mecanismos metálicos deben estar hechos con acero inoxidable.

Asimismo, un cuarto frío debe contar con paredes, techos y pisos que sean aislantes, para evitar que la temperatura exterior afecte lo que hay al interior de ellos. También deben seguir los lineamientos establecidos para no lesionar el medio ambiente, lo cual se traduce en sistemas ahorradores de energía y menos costosos. Uno de los últimos adelantos en cuartos fríos tiene que ver con las cortinas, de esta manera, existen cortinas hawaianas, las cuales son tiras de un material similar al plástico, que evitan que entre calor o salga frío; cuando un cuarto tiene su puerta abierta. También existen cortinas de aire que cumplen la misma función. Con las cortinas se optimiza el rendimiento de los cuartos fríos y se da más seguridad a lo que esta al interior de ellos.

Cada producto, que se piensa guardar en un cuarto frío, tiene unos requerimientos particulares y únicos de temperatura. De esta forma, los cuartos que alcanzan las temperaturas más bajas se usan para el almacenamiento de productos de la pesca o para el almacenamiento de pulpa de fruta. Los modelos con una temperatura más alta, que los anteriores, se usan para la conservación de carne, mientras que las verduras y frutas pueden ser almacenadas a una temperatura un poco más alta que la carne.
Es importante acudir a sistemas como cuartos fríos, cuando se necesita crear una logística de frío, sin la cual no sería posible comercializar alimentos, medicinas o flores.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →