La Lombricultura y el Reciclado de Lo No Reciclable

Cada día podemos reciclar más cosas pero la mayoría de la basura en no reciclable. La lombricultura puede solucionar ese problema.

Rogelio Rodriguez
Rogelio Rodriguez
13 de marzo · 463 palabras.
En la sociedad en que vivimos, lo que sobra es basura. Si te fijas en lo que compramos todos los días, la gran mayoría es basura. Todo viene en empaques, cajas y bolsas, además de traer material de protección, cintas, cinchos y mil cosas más.

Todo eso puede reciclarse y cada día se recicla más, pero poco se ha hecho para manejar efectivamente lo no reciclable, que es además lo que más tiramos a diario: los desechos orgánicos.

Es aquĂ­ donde las biotecnologĂ­as como la lombricultura pueden hacer la gran diferencia.

Si piensas en la basura inorgánica (latas, plásticos, paquetes, cajas, etc.), realmente no da mucha lata. Si la metes en una bolsa y la pones en un rincón, solo te ocupará espacio. No huele mal, no atrae alimañas y hasta le puedes poner cosas arriba.

Pero, ¿qué pasa con los desechos orgánicos?

Deja un plato con cebollas un par de días y apestará toda tu casa. Deja una pizza un día y se llenará de hormigas y hasta cosas peores.

Si el camión de basura no pasa a recoger tus periódicos viejos o la caja de la tele no pasa nada, pero si deja la basura orgánica por unos días se hace una pestilencia horrible y se llena todo de moscas.

Las lombrices pueden ayudar a que todo esto se acabe.

Hay especies de lombrices, como la Eisenia Foetida y Eisenia Andrei que se alimentan de materia orgánica.

Estas lombrices, siguiendo algunas reglas simples para hacer lombricultura, estarán felices de consumir todos tus desechos orgánicos y convertirlos en humus de lombriz, un material parecido a la tierra que no tiene malos olores y es, además, el mejor fertilizante del mundo.

En la actualidad se puede compostar la basura orgánica para generar fertilizante, pero se necesita espacio y maquinaria para acelerar el proceso; dos cosas que no tenemos en nuestro patio.

Sin embargo, la lombricultura solo necesita un rincón, basura orgánica y un poco de mantenimiento semanal.

Por más que algunos insistan en negarlo, el mundo está cada vez peor. La contaminación va en aumento y esto no va a cambiar en los años por venir.

Sin embargo, así como separamos latas y vidrio, con el mismo esfuerzo podemos tener nuestra propia procesadora de desechos orgánicos y poner nuestro grano de arena.

La lombricultura no solo te dará un fertilizante excelente para tu jardín y buena comida para algunas de tus mascotas (peces, aves y reptiles), sino que puede ser la gran diferencia para nuestra ciudad y el mundo en que vivimos.

Para saber más acerca de la lombricultura y lo que puedes hacer en tu casa, visita Lombricultura Casera y empieza cuanto antes.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →