Para aquellos que disfrutan de una buena película en casa, o de un partido de futbol ¿se han preguntado cómo elegir entre tantas pantallas LCD, LED y plasmas?

Por: Constanza Ruiz

Para aquellos que disfrutan de una buena película en casa, o de un partido de futbol ¿se han preguntado cómo elegir entre tantas pantallas LCD, LED y plasmas?

Alguna vez ha ocurrido que están todos los amigos reunidos en una casa, sacan el televisor al patio, para poder asar carne o hacer hamburguesas, mientras disfrutan de un convivio justo cuando se disputa una final de futbol en la programación. Seguro si no te ha pasado, conoces a alguien que sí. Todo va bien, hasta que comienzan a quejarse porque la luz no los deja ver, o dicen que se refleja la imagen y no pueden observar la consecución de las jugadas.

¿Qué hacer para que la tele no tenga un “charolazo” y que todos puedan disfrutar de una imagen increíble mientras ven el partido? La respuesta es sencilla, la pantalla ideal para quien prefiere ver la televisión en lugares abiertos y con mucha luz son las LCD.

Gracias a la tecnología que utiliza, las LCD se proveen de una iluminación que va de atrás hacia adelante, con lámparas fluorecentes. Con ello, minimizan el reflejo de la luz solar, que podría generar opacidades a ciertos grados, por lo que son una muy buena opción si se planea ubicar en un lugar con mucha luz.
Incluso, para quien trabaja mucho tiempo observando una pantalla, en una computadora, por ejemplo, es recomendable un LCD sobre el monitor real de la pantalla, pues permanece estática hasta que la computadora mande la señal para cambiar los colores. Esto cansa menos la vista al trabajar, especialmente si se trata de una lectura constante en documentos digitales.

En estas pantallas el contraste puede encontrarse de dos tipos, el dinámico y el estático. El primero se maneja de forma automática, ya que la potencia de iluminación es regulada por el aparato, de acuerdo a las tonalidades de la imagen, se recomienda para imágenes con mucho movimiento. Mientras que el estático, se relaciona con la diferencia de tonos en un momento determinado, y es recomendada con imágenes más estáticas o de poca movilidad.

Para aquellos que adoran la tecnología 3D, las LCD ya poseen esta implementación, la cual requiere de imágenes con efectos gráficos especiales, así como el uso de gafas especiales, que permiten al espectador disfrutar de la profundidad de la programación.

En resumen, las principales ventajas que tiene esta tecnología son: la capacidad para visualizar imágenes de la computadora, sin que canse la vista; no reflejan la luz del ambiente, por lo que se ven bien desde distintos ángulos; se colocan fácilmente en la pared, y ocupan muy poco espacio.

Así que ya lo sabes, vas a tener tu televisor en un área con mucha luz, tu mejor opción será un LCD.


Conoce donde puedes adquirir las mejores marcas de pantallas LCD