Esta es mi experiencia personal de cómo yo conseguí las famosas canastilla de bebé con productos que regalan algunos supermercados.

Por: Nerea Bueno

Muchas mamás me han preguntado cómo hice yo para conseguir las canastillas o cestas de bebes que muchos supermercados regalan cuando hemos tenido un bebé.

Yo al principio pensaba que sería una broma o leyenda urbana pero pude comprobar por mi misma que era realidad y que solo bastaba pedirla. La primera noticia que tuve de que existía fue cuando fui a las charlas preparatorias para el parto y la matrona nos regaló a cada una de las asistentes una caja que contenía diferentes productos, tales como chupetes, tetinas, botellas de agua, revistas especializadas en el cuidado del bebé, etc.

Poco después, cuando ya se me notaba la barriga, un día al hacer la compra en el supermercado El lupa, una cajera me comentó que ellos regalaban una cesta muy completa y que solo tenía que solicitarla en su página web una vez hubiera dado a luz. Así que me lo anoté y cuando nació mi hija llame al teléfono que indicaban y muy amablemente me pidieron los datos y me indicaron que debería recogerla en unos días en el establecimiento del lupa más cercano a mi casa.

Fui a recogerla con mi marido y nuestra sorpresa fue la caja tan grande y colorida que nos entregaron (solo tuvimos que presentar el libro de familia para así demostrar la fecha de nacimiento de nuestro bebé).

En la canastilla del bebe que nos regalaron había todo tipo de artículos o productos orientados al bebé: toallitas para el culito, una hucha, pegatina para el coche de “bebe a bordo”, botella de agua, cremas para el culito, colonia, pañales y muchos otros artículos para el recién nacido pero también incluía productos dirigidos a la mamá, tales como cremas específicas para las estrías, diversos tipos de infusiones etc.

Era impresionante la cantidad de productos que incluía la caja y todo ello sin ningún tipo de coste económico para mí. No fue la única que recibí, también llegue a conseguir otras 7-8 canastillas regaladas de bebé de otros supermercados.

Al principio no entendía por qué lo hacían pero después caí en la cuenta que era una forma de promocionar esas marcas de productos en un nicho de mercado muy concreto que son grandes consumidores en un espacio de tiempo relativamente corto como pueden ser los dos o tres años en los que el bebé necesita ese tipo de productos.

La gran ventaja, a parte de la enorme ilusión que hace que te regalen cosas para tu bebé, es que puedes probar diferentes marcas de un determinado producto (potitos, cereales, pañales) de forma totalmente gratuita y así poder decidir cuál es que mejor le sienta a cada niño.

Los requisitos para solicitar este tipo de canastilla se limita a presentar el libro de familia, aunque para conseguir algunas de ellas, se debe ser poseedor de la tarjeta del supermercado que regala la cesta, pero lo que tenéis que tener en cuenta es que todas ellas las regalan de forma totalmente gratuita, ni gastos de envío ni nada similar.

Así que pregunta en tu supermercado habitual si ellos también tienen la promoción de canastillas de bebe para las clientas que han sido mamá recientemente.