Cuando los riñones no están funcionando de manera óptima, la persona puede sentirse cansada. Además, también aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes y otros problemas de salud.

Por: Juan Luis Mora Blanco

Afortunadamente, podemos tomar ciertas medidas para ayudar a mantener nuestros riñones sanos y reducir el riesgo de enfermedad renal.

Beber líquidos durante el día

El agua es un limpiador natural del organismo que ayuda a los riñones a eliminar gérmenes y bacterias. Mantener los riñones activos e hidratados es un buen paso a tomar para la salud renal. La recomendación general es de seis a cuatro tazas de líquidos al día.

Controlar el consumo de proteínas

Según el sitio WebMD, las dietas altas en proteínas, como la popular dieta Atkins, pueden acelerar la pérdida de la función renal en personas que ya tienen problemas de los riñones. Sin embargo, ésto no parece afectar a las personas con riñones normales. Aún así, es mejor no abusar de la cantidad de proteína diaria recomendada.

Cantidad de proteína diaria recomendada

Consumir fibra

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar el delicado sistema de filtración dentro de los riñones. Mantener la glucosa bajo control es un paso clave para mantener la salud renal. En la mayoría de los casos, el consumir una cantidad adecuada de fibra diariamente ayuda a mantener los niveles de azúcar estables.
Según la American Dietetic Association, la recomendación general de fibra diaria es para las mujeres 25 gramos y para los hombres 38 gramos.

Limitar las bebidas gaseosas oscuras

Según investigaciones en la Universidad de Loyola, las mujeres que toman dos o más bebidas gaseosas oscuras al día, tienen el doble de riesgo de desarrollar enfermedades de los riñones. Esto se debe a que estas gaseosas contienen jarabe de maiz de alta fructosa y ácido fosfórico, dos ingredientes que dañan los riñones.

Prevenir las infecciones urinarias

Las infecciones urinarias que no son tratadas a tiempo pueden dañar los riñones. Y como la mejor cura es la prevención, se recomienda tomar un vaso de jugo de arándano agrio o azul al día. Estos jugos son acídicos y por lo tanto previenen el crecimiento de bacteria en el tracto urinario. A las mujeres se les recomienda usar ropa interior de algodón.


 Muchas gracias a Andreina y sus consejos por este artículo.