Lo principal para crear un nuevo negocio es tener una buena idea, pero hay otros puntos importantes que llevar a cabo y para ello existen agencias y portales de ofertas para empresas que nos pueden ayudar.

Por: Angel Sanchez

 Montar un negocio propio es una de las principales vías elegidas por los españoles para afrontar la crisis. La planificación debe estar presente desde el inicio, con objeto de agrupar la mayor información posible para que la toma de decisiones sobre la nueva empresa sea consistente.
Existen muchas agencias que ofrecen ofertas para empresas, ponen en contacto profesionales de diversos sectores con empresas que necesitan sus productos o servicios.
Antes de montar una empresa debemos tener en cuenta una serie de puntos:
Hacer una descripción de la misma incluyendo su nombre, a qué se va dedicar, cómo es el producto o servicio que vende, dónde se encuentra, por qué se ha elegido ese negocio concreto, o qué objetivos se buscan.
Realizar un estudio de mercado, contar con una descripción integral del entorno en que se desarrollará la actividad: los clientes potenciales con sus características bien definidas, cómo es la competencia y qué ofrece, para este tipo de estudio se puede acudir a agencias de ofertas para empresas.
Tener claro con qué recursos se cuenta, el objetivo es tener una idea global del equilibrio que hay entre el precio del alquiler o compra y el enclave elegido. En el momento de analizar los recursos, se deben incluir todos los recursos humanos y técnicos: personal, infraestructuras, maquinarias y medios técnicos que se necesitarán.
También es muy útil para saber qué se necesitará y en qué medida: equipos informáticos, software, fotocopiadoras, ordenadores e impresoras para la oficina, videos corporativos, hosting y muebles para una tienda o almacén, etc. Son otros de los productos que se pueden adquirir en los portales de ofertas para empresas.
Desarrollar un plan de marketing, para ello conviene describir de forma detallada las acciones que deberán llevarse a cabo para introducirse en el mercado: desde técnicas de venta hasta campañas de publicidad.
Elaborar un estudio económico y financiero, en él debemos incluir el dinero que se necesita, en qué tiempos debe contarse con él, cómo se conseguirá (necesidad de préstamos o líneas de crédito, búsqueda de las más convenientes), así como la evaluación de las pérdidas y beneficios esperados durante el primer periodo y los siguientes.
Decidir la forma jurídica de la empresa: sociedad anónima, cooperativa, comunidad de bienes o sociedad civil, según las exigencias y el formato de cada empresa, en base a las características de cada una de ellas y los que mas convenga a sus fundadores.

 ofertas para empresas