Los amantes de la naturaleza y de las aventuras encontrarán en México un auténtico paraíso, con la amplia oferta de actividades ecoturísticas.

Por: Karla López

Los amantes de la naturaleza y de las aventuras encontrarán en México un auténtico paraíso. Este país cuenta con todo para ofrecer experiencias inigualables en contacto con el medio ambiente, las comunidades indígenas y todo lo que tiene que ver con turismo sustentable, comunmente llamado Ecoturismo.

Este tipo de turismo en México permite disfrutar de bellas playas vírgenes, adentrarse en la selva, conocer los esfuerzos de comunidades por preservar sus recursos naturales y, en general, formar parte de un proyecto de turismo alternativo basado en el respeto al medio ambiente.

Quienes buscan alejarse del bullicio, de los centros turísticos convencionales y de las grandes infraestructuras hoteleras, encontrarán en los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Quintana Roo las opciones ideales.

Los bellos estados del sur tienen playas casi vírgenes, cascadas, lagunas, parques ecoturísticos, reservas naturales, pueblos tradicionales y comunidades indígenas que profesan un profundo respeto por la naturaleza.

El hospedaje suele ser ofrecido por los mismos habitantes. Se trata generalmente de pequeñas cabañas o cuartos, sin grandes lujos pero que ofrecen una oportunidad única para entrar en contacto con las costumbres locales y con sus prácticas de conservación.


Ejemplos de destinos en México de caracter ecoturístico son Mazunte, en Oaxaca, la región de Los Tuxtlas, en Veracruz, Mahahual y la isla Holbox, en Quintana Roo y las comunidades indígenas de la Selva Lacandona, en Chiapas.