Cuando buscamos un producto que nos ayudé a cuidar nuestra piel, pocas veces  pensamos en los problemas que este producto le ha ocasionado al medio ambiente.

Por: Lucia Peralta

 Cuando buscamos un producto que nos ayudé a cuidar nuestra piel, pocas veces pensamos en los problemas que este producto le ha ocasionado al medio ambiente y en los experimentos y los años de investigaciones en laboratorio que se han llevado a cabo incluyendo experimentos en animales e incluso personas, sin embargo si esto te llega a preocupar, te decimos que la naturaleza ha creado para ti productos de belleza completamente inocuos para el medio ambiente.

Hay varias opciones desde la famosa Jalea real, la cual es producida por las abejas para alimentar a las larvas de abeja reina, hasta el aloe vera, sin embargo también hay un producto completamente natural que ha acaparado la atención de científicos, la industria cosmética y la medicina, este producto es el aceite de argán

Ya sea que ocupes el aceite de argán para el pelo, la cara, las uñas o en tu dieta puedes obtener grandes beneficios, y no solo eso, el aceite de argán es un legado de la cultura marroquí, así que el laboratorio de pruebas e investigación han sido siglos de uso en la medicina tradicional marroquí y en su cultura en general, las mujeres marroquís han utilizado generación tras generación este aceite para humectar su piel y cabello así como proteger la delicada piel de sus bebes de las inclemencias del clima del desierto.

Si esto no te parece suficiente investigación, científicos modernos se interesaron en el aceite de argán por las propiedades regenerativas que presentaba la piel de las personas que lo usaban y encontraron que el aceite de argán contiene grandes cantidades de aceites esenciales ricos en gamma-tocoferoles que son la forma más eficaz de la vitamina E, la cual regenera los tejidos y les devuelve su elasticidad, también son los mejores antioxidantes protegiendo los tejidos de los rayos del sol, evitando la vejez y previniendo el cáncer, no solo eso, ingerido baja las cantidades de colesterol, previene el cáncer y ayuda a controlar la gastritis, el aceite de argán también contiene sustancias anti inflamatorias, bactericidas, fungicidas y antisépticos, por lo que ayuda a curar heridas leves, rozaduras, y quemaduras leves por el sol así como algunas dermatitis.

El aceite de argán en el pelo le otorga brillo, resistencia y repara las puntas abiertas, ayuda a evitar la alopecia y la caspa, sin dejar el cabello grasoso, utilizándolo al menos una vez por semana mantendrás tu cabello saludable y brillante.

Si los beneficios no fueran suficientes te comento también que el aceite de argán proviene del fruto del árbol de argán el cual está en extinción, y es elaborado por cooperativas de mujeres bereberes de modo artesanal, estas mujeres antiguamente no tenían forma de ganarse el sustento por ser parte de un duro sistema patriarcal, al consumir el aceite de argán el árbol adquiere un nuevo valor por lo cual es protegido en lugar de talarlo para dar lugar a los cultivos y pastoreo y las mujeres bereberes viven mejor.

 ¿Te interesa saber sobre el aceite de argan y las propiedades del aceite de argan para el pelo? Continua leyendo mis artículos sobre este maravilloso regalo de la naturaleza.