El artículo permite ver cuales son los deberes y obligaciones de los arrendatarios en Perú. Permite ver cómo se violan las normas legales en perjuicio de los inquilinos, cómo se les priva de sus derechos. Útil para que usted que vive o desea vivir en alquileres, conozca lo que son sus derechos.

Por: Pedro Alejandro Reyes Ramos

En Perú desde hace algunos años viene mejorando el sector construcción, generando numerosos puestos de trabajo, para albañiles, carpinteros, electricistas, gasfiteros, arquitectos,ingenieros.

Tenemos hoy día que en Lima hay hermosos edificios, con departamentos cómodos, modernos, funcionales.

Las familias peruanas, tienen hoy más oportunidad que antes de acceder al departamento propio gracias a las políticas del gobierno central.

Pero no todo es color de rosa, también tenemos alquileres de cuartos, que son bastante terribles y de condiciones subhumanas en Lima, Perú.

La realidad peruana nos permite saber que muchísimas familias, parejas, del sector D, viven en "cuartos", que alquilan a personas propietarias viviendas unifamiliares, convertidas en una especie de hotel de novena categoria, por decir lo menos.

La gran demanda de vivienda no ha sido satisfecha todavía, especialmente en el sector D, que agrupa a personas pobres de los Cono Sur y Norte de Lima.

Estas familias al no tener un terreno propio para construir su casa, al no tener casa propia se ven obligados a buscar un cuarto y allí viven todos en una única pieza, de 10 metros cuadrados en el mejor de los casos.

Los propietarios de estas viviendas unifamiliares, a medio construir, con cañerias mal instaladas, que alquilan los famosos cuartos a 180 soles, 150 soles, abusan de sus inquilinos, privándolos de sus derechos, como a continuacion veremos.

Resulta que Eureka, un viejo alcohólico, abandonado por su familia, esposa e hijos, es un arrendatario del Cono Sur en Lima, que ofrece con carteles pegados en los postes de su distrito, cuartitos de 6 metros cuadrados a 180 soles.

Un día llegó a la casa de Eureka un militar para alquilarle un cuarto y este le mostró los que tenía en el segundo piso de su casa a medio construir con techo de calamina.

El militar de apellido Acevedo, le preguntó por las condiciones y Don Eureka le dijo:
- Tiene que pagar un mes por adelantado y un mes de garantia. Además aparte debe pagar luz y agua, mensualmente.
Normalmente un cuarto con techo de calamina en cualquier parte de Lima no cuesta mas de 80 soles, pero Eureka, cobra 180 soles.

El agua y la luz están incluidos siempre en el alquiler de cualquier cuarto en Lima, solo se puede cobrar por agua y luz aparte cuando se trata de departamentos de uno o dos dormitorios, sala comedor, cocina y baño.

Pero Don Eureka, que es un viejo desempleado, sin título de nada, astutamente, aprovechándose de la necesidad e ignorancia de la gente pobre de Peru, les aplica a inquilinos de un cuartito, las exigencias que solo caben, en caso de arrendamiento de departamentos, como el descrito arriba.

Asi el pobre militar, soltero, sin vivienda propia, por necesidad acepta pagar no solo el carisimo alquiler de 180 soles, sino que ademas pagara 30 soles de luz y 20 soles de agua, es decir en total mensualmente debera pagar 230 soles.

Acevedo se mudo al cuartito como pudo y esto ocurrio en Julio epoca de invierno en Lima. Su primera noche fue terrible.

Entraba aire por el techo de calamina en su cuarto, pero no solo eso, sino que cuando estaba durmiendo temblando por el frío, en su cama, de pronto sintió ganas de ir al baño común de los inquilinos y bajo de la cama sin zapatos, llevandose la sorpresa de su vida.

El cuarto estaba anegado, convertido en una poza de agua. El agua de la lluvia había ingresado a su cuarto inundándolo.

Acevedo toció fuerte, estornudó varias veces, se subió a la cama y desde allí intentó encender la luz y al hacerlo vió sus zapatos remojados, su maletín igual, el cuarto estaba anegado.

Salió como pudo al baño y afuera era peor. La intensa lluvia, habia anegado todo el segundo piso, los inquilinos estaban todos con escobas y trapeadores sacando el agua de sus cuartos.

Al entrar al baño, una enorme rata que estaba sobre el caño le salto en la cara y salió despavorido.

Al dia siguiente Acevedo bajó y reclamó al propietario Don Eureka, por la falta de higiene en el baño, la rata que encontro allí sobre el lavabo, además por el agua de lluvia que inundaba los cuartos.

Eureka le dijo:
- Casualmente de eso queria hablarle. Todos pagan además 10 soles mensuales para utiles de limpieza, para limpiar el baño. Espero me entregue hoy ese dinero, porque es obligatorio.
El militar le preguntó molesto:
- Así que además de pagar alquiler, agua, luz, ¿también tengo que pagar por limpieza?

- Así es. - contestó Eureka.

El militar sintió que iba a explotar y salió sin decir palabra muy contrariado.

Días despues, Eureka subió borracho a tocar las puertas de los inquilinos. Uno a uno les iba cobrando por limpieza, la cuota de 10 soles y además les comunicaba que los caños y algunos tubos se habían malogrado, las canaletas del techo para evacuar lluvias también, por lo que todos deberían pagar adicionalmente por reparaciones del caño, canaletas, 20 soles cada uno.

Los inquilinos protestaron, le señalaron que él debía de reparar con su dinero su local, sus baños limpiarlos él, ya que para eso pagaban su alquiler, su luz y agua, pese a que en el caso de alquiler de cuartos, no están obligados por ley.

Pero Eureka, con groserías, les dijo:
- El que no esta de acuerdo, puede largarse, pero ya les digo que si se van antes de la fecha que señala el contrato, no les devuelvo "la garantía".
Según la ley peruana de arriendos, los propietarios de los alquileres están obligados a devolver la garantía a sus inquilinos, para que puedan ir a otro alquiler, cuando deseen mudarse, pero Eureka dice que no.

Él dice que la garantia es para él, si se van antes de la fecha que termina el contrato. Además este miserable, con pretextos les descuenta dinero de la garantia a los que cumplen con el contrato y quieren irse de su pocilga, acusándolos de haber ensuciado las paredes, malogrado el baño, etc.

Es decir les roba, parte de su garantia. Pero lo que es más; La ley dice que el arrendador deberá otorgar un recibo de alquiler de Banco de la Nación a sus inquilinos y pagar ellos el impuesto por arriendo.

Sin embargo, Eureka no le da recibos a nadie. Es decir, viola la ley, evade impuestos y hace lo que le da la gana con sus inquilinos.

Eureka vive borracho, bebiendo licor todos los lunes, martes, hasta altas horas de la noche, con música  de protesta a todo volumen.

Sus inquilinos deben dormir soportando la bulla que Eureka hace con su equipo stereo, hasta las 4 AM.

Pero si un inquilino pone su radio a las 3 de la tarde con volumen alto un día sabado, él de inmediato sube al cuarto del inquilino y le ordena que baje el volumen.

Es decir. Si él se emborracaha de amanecida con el equipo stereo a todo volumen, los inquilinos no pueden ni reclamar, porque él es el dueño. Pero si ellos quieren escuchar un poco de música, el les ordena bajar el volumen.

Esto lo hace Eureka, para humillar a sus inquilinos, para hacerles sentir que ellos son menos que él, que son nadie en su casa y que él hace lo que le da la gana porque es el dueño.

Eureka, un viejo desempelado, alcoholico, matón, con deudas enormes en la banca de consumo, es uno de los arrendadores de cuartos en un distrito de mala muerte, en el Cono Sur de Lima.

Acevedo, el militar de esta historia y la mayoría de inquilinos cansados de sus atropellos, se fueron dejando a Eureka, muy preocupado y con deudas que no podía pagar y que cada día lo acorralan más.

Eureka hace unos contratos ilegales, abusivos, y pone clausulas como le da la gana que lo favorecen a él, en todo. Pero usted debe saber, que "todo lo pactado contra la ley, es nulo".

Que usted puede denunciar a Eureka a la SUNAT por evasión tributaria, ya que como inquilino usted tiene derecho a que le den un Recibo del Banco de La Nación y ademas un Contrato de Arriendo con firmas legalizadas.

Si usted vive en un cuartito, no está obligado a pagar por luz y agua aparte, eso es ilegal totalmente. Solo se puede cobrar agua y luz , cuando se trata de un departamento. La garantía, le debe ser devuelta integramente.

Finalmente, si viene al Cono Sur, cuídese mucho de no alquilar los cuartitos de mala muerte, de Eureka.

Sonría y sea feliz.

Pedro Alejandro Reyes Ramos, Instructor de Seguridad en Armas Cortas para Uso Civil, Asesor de Seguridad, estudios de Derecho, numerosos diplomados en Administración, Contabilidad y Seguridad.

www.palimpalem.com/5/alvisegcursos