No importa si vives en una gran ciudad metropolitana o si estas en un pueblito en un zona rural, todos deben realizar la declaración de impuestos. Ricos y pobres deben declarar antes del 15 de abril de cada año y una parte muy grande de la población busca pagarle a alguien que le ayude con su declar Las franquicias de preparación de impuestos parecen abrirse por montón en todos los rincones del país. No importa si vives en una gran ciudad metropolitana o si estas en un pueblito en un zona rural, todos deben realizar la declaración de impuestos. Ricos y pobres deben declarar antes del 15 de abril de cada año y una parte muy grande de la población busca pagarle a alguien que le ayude con su declaración. La pregunta de si entrar en el negocio o no de los impuestos no es si existirá mercado para tal industria, pero que tipo de afiliaciones la mejor y más adecuada que beneficiará la manera en que operé el negocio, generando ingresos lo más pronto posible. Es aquí donde entra la duda de si comprar una franquicia de impuestos o si una afiliación para poner mi propia oficina es mejor opción, esto definirá como se manejará la oficina y los requerimientos financieros que necesitarás para poder crecer.

Las franquicias normalmente requieren un gran aporte de inversión de capital, pero brindan una estructura completa y un nombre reconocido. El monto requerido para poder abrir una franquicia dependiendo del tipo que escoja, puede variar desde $35,000 y hasta $100,000. La mayoría de las franquicias exigen ciertas regulaciones para el negocio como por ejemplo la administración del negocio, el espacio de oficina, entrenamiento, contratos de alquiler todo el año, campañas de mercadeo y promociones, entre muchas otras. Las franquicias además requieren que se les pague un porcentaje de sus ingresos anuales netos, este porcentaje va desde un 20% hasta un 35%. Estos cargos son conocidos como derechos de franquicia, y son muy importantes a la hora de analizar y comparar la opción entre una franquicia y otros métodos para lograr abrir la oficina de impuestos, es especial porque compartir e ingreso anual neto puede tener un gran impacto en que su negocio tenga la capacidad de obtener ganancias o produzca perdidas.

Por otra parte las Afiliaciones de oficinas son otra opción para empezar un negocio de preparación de impuestos – Estas afiliaciones ofrecen requerimientos más accesibles y baratos comparados a una franquicia. Las afiliaciones te permiten empezar tu negocio con un capital inicial desde $500 y hasta $5,000. Las afiliaciones te brindan el software para preparar las declaraciones, entrenamiento, modelos de oficinas, soporte en impuestos y tecnología, así como programas de mercadeo. Estos programas son muy similares a los que ofrecen las franquicias, lo único que no obtienes es el reconocimiento a nivel nacional. Para la industria de preparación de impuestos, la tendencia hoy en día es alejarse de las grandes franquicias y obtener una afiliación que te permita abrir tu propio negocio. Esto se debe a varios factores: La preparación de impuestos es un servicio y transacción personal, los servicios personales no son como vender comodidades, el cliente se fija más en el nivel y que tan competente el preparador es a un simple nombre en la puerta. Las afiliaciones también le ofrecen a los dueños de oficinas que obtengan rentabilidad y si es posible ganancias en el primer año.

Cuando esté pensando en abrir su oficina, no te olvides de considerar las dos opciones.


Me gustaría darte más retroalimentación en este tema sobre trabajar para otras personas en la industria de los impuestos. Haz clic aquí para más información sobre opciones para abrir tu propio negocio a un bajo costo, muy rentable y con excelentes programas de mercadeo – Federal Direct Info Pack

Joseph Rogers es el presidente de Federal Direct Tax Services y se enfoca en la rentabilidad y los programas de mercadeo para individuos buscando iniciar con su propio negocio.