Existen diferentes tipos de discurso, dependiendo del público y las intenciones del orador. Conozca las diferentes formas de preparar un discurso exitoso

¿Alguna vez ha tratado de crear un discurso, pero las ideas no aparecían? Y cuando finalmente estas llegan, y las considera lo suficientemente buenas para transmitir el mensaje, simplemente no encuentra la clave para que idea y mensaje marchen de la mano. En la preparación de su discurso, ayuda mucho saber qué tipo de discurso desea crear. Hay cuatro tipos:

Informativo: Este es el tipo más frecuente. Su objetivo es proporcionar información a su audiencia. A menudo se presenta con una serie de números, estadísticas y muchas diapositivas de Power Point, que tienden a hacerlo extenso y aburrido.

Que inspira: Este tipo de discurso busca inspirar a su audiencia a cambiar algo en sus vidas. A menudo se llama un "discurso de motivación". De hecho, es un nombre inapropiado. La motivación viene desde dentro; nadie puede darle a usted motivación. La inspiración trata de tocar la motivación de los miembros del público con el fin de estimularlos a actuar.

De entretenimiento: El objetivo principal de este discurso es divertir y hacer reír al público. Tenga en cuenta que un discurso de entretenimiento no es lo mismo que una rutina de monólogos de comedia. Es mucho más suave y lógico en su flujo. En un discurso entretenido, el mensaje viene en segundo lugar para el disfrute de la audiencia.

Persuasivo: Su objetivo es convencer a una audiencia de su punto de vista, esto es, una presentación de ventas. Su objetivo es convencer a una audiencia de los beneficios de su producto o servicio, y su discurso se construye en consecuencia.

A pesar de que su discurso se centre en cada uno de estos tipos, ayuda mucho si usted logra incluir aspectos de cada tipo en su entrega final. Un discurso de ventas será mucho más eficaz si contiene la información, es entretenido e inspirador.

Si tiene problemas para averiguar qué ideas mantener y cuál sería el tema central de su discurso, mantenga sólo las ideas que se ajustan al tipo de discurso. Una vez tenga los elementos fundamentales en su lugar, agregue los elementos que van a mejorar, sin quitarle el mensaje central.

Si desea convertirse en un excelente orador y manejar los distintos tipos de discursos, haga clic aquí: como hablar en publico