¿Cómo es posible hacer una buena redacción seo, pero que también sea atractiva para nuestros lectores? ¿Qué es más importante, escribir para los usuarios o para los bots? Entérese leyendo la nota.
Una de las tareas más importantes y que más relevancia tiene a la hora de lograr un mejor posicionamiento web y –fundamentalmente- mejor tráfico calificado, es mantener el sitio actualizado con contenido fresco y original. Pero, lógicamente, no cualquier contenido.

Es aquí cuando surge la pregunta: ¿Escribo para los bots o los usuarios? La respuesta, sin dudas, es para los usuarios. Los bots vienen después en la lista de prioridades. Si usted no tiene material que sus lectores quieran leer, de poco le va a servir una correcta indexación, sus cifras de tráfico real serán igualmente malas.

Por supuesto, aún sin ser los primeros destinatarios, también consideraremos a los bots cuando llega el momento de componer nuestros textos. Es posible escribir excelente material para los lectores de un sitio, considerando a la vez algunos detalles que harán que su efectividad al indexar el sitio se maximice.

La manera en que los sitios son “leídos” por los bots, y la forma en que se producen las SERPs (Search Engine Result Pages), es decir los resultados naturales cuando un usuario realiza una búsqueda, han cambiado mucho en los últimos años. La tendencia es hacia una lectura mucho más semántica de los textos. Por eso, técnicas como el stuffing (repetición excesiva de palabras clave) ya no tienen sentido. Más bien, la pertenencia semántica de nuestros textos, con referencia al sitio –particularmente URL, título y descripción, H1 y demás- es lo que realmente va a poner nuestros sitios bien alto y en las búsquedas adecuadas. He aquí nuestro primer tip: relevancia semántica.

Google ha incorporado nuevas funcionalidades. Modificando su algoritmo, al incluir en su búsqueda resultados de sinónimos. Por ejemplo “programa” y “aplicación” son sinónimos, en consecuencia, si usted busca “programas para editar imágenes”, querrá visitar sitios que ofrezcan “aplicaciones para editar imágenes”. No es un sistema perfecto, pero se acerca un poco a una lectura más “humana” de la internet.

Otro tip de la redacción SEO: regularidad. De poco servirá que suba 10 artículos a su blog personal el mismo día. Uno por día o cada dos días es lo adecuado. Dele tiempo a sus lectores de “digerir” la información, compararla con otras fuentes, escribir sus comentarios. Las ausencias prolongadas y después la sobrecompensación en la cantidad de artículos no es efectiva. Muy buen material puede pasar desapercibido, perdido entre una multitud de posteos simultáneos.

Ponga sus palabras clave en negrita, Google distingue formatos. Utilice las tags H1, H2, etc. El texto marcado con estas tags le indica a Google que este es el título, y en consecuencia, sus palabras tienen una relevancia superior en cuanto a significado. ¿Y qué pasa con las anchor texts? Por supuesto que también debemos incluirlos, aunque sin exagerar.

Con estos sencillos consejos es posible lograr una excelente redacción, tanto para nuestros visitantes como para alimentar a los bots de eso que más les gusta: texto relevante.


Victor Perez Acosta
Consultor en Marketing en Internet y Posicionamiento Web
Visite nuestro blog sobre Marketing en Internet