El aceite proveniente de los frutos que da un curioso árbol que crece en la franja meridional de Marruecos, ha demostrado una cantidad de propiedades y beneficios para la piel y el cabello sorprendentes.

Por: Lucia Peralta

 El aceite proveniente de los frutos que da un curioso árbol que crece en la franja meridional de Marruecos, ha demostrado una cantidad de propiedades y beneficios para la piel y el cabello sorprendentes. El aceite de argán ha sido utilizado por algunas tribus bereberes de Marruecos desde tiempos inmemorables, algo curioso es que en este desierto inclemente las mujeres marroquíes conservaban una salud y belleza envidiables.

Después de mucho tiempo por fin descubrimos su secreto que ha sido pasado de generación en generación y que el mundo descubrió hasta 1867, a principios de los años noventa, un grupo de científicos se interesaron por las propiedades del aceite de argán, este enigmático elixir que tanto daba que hablar por ello decidieron poner a prueba y analizar con métodos modernos su capacidad de acción, ellos descubrieron una infinidad de propiedades nunca antes previstas.

Una de las más llamativas es que el aceite de argán para el pelo fue utilizado por las tribus bereberes para protegerlo del viento, el sol y la resequedad del ambiente, las investigaciones modernas han encontrado que esto es cierto, el aceite protege gracias a que tiene grandes cantidades de lupeol, una sustancia que produce queratinocitos, los cuales a su vez producen la queratina, principal componente del cabello, por lo que repara las puntas abiertas, le da resistencia, evitando no solo la perdida de cabello sino también la regeneración de pelo, no solo el lupeol refuerza el cabello sino también las grandes cantidades de vitamina E y A que contiene lo que refuerza el folículo piloso del cabello evitando la alopecia, fortaleciendo el cabello, otorgándole brillo y suavidad de forma rápida y eficaz.

Y ¿Qué pasa con los cabellos grasosos o con caspa? Las propiedades del aceite de argán también evita la formación de grasa de forma excesiva en el cuero cabelludo, además contiene sustancias bactericidas, fungicidas, y antisépticas, por lo que tu cuero cabelludo será más saludable, por lo que le dirás adiós al cabello grasoso y a la caspa.

En ocasiones utilizamos silicas para el cabello las cuales tienen la función de humectar y proporcionar brillo pero cuando las utilizamos y exponemos nuestro pelo al sol, la grasa de las silicas se calienta dañando nuestro cabello. Un beneficio más del aceite de argán para el pelo, es que nos es grasoso, es absorbido de forma fácil por el cabello humectándolo desde adentro y por ello lo repara desde el interior hacia afuera, otorgándole la salud, fortaleza, brillo y suavidad que tanto deseamos, aparte que gracias a sus antioxidantes naturales, lo protege de los dañinos rayos ultra violeta del sol.

Nunca antes se había encontrado un producto con tantos beneficios, que fuera completamente de origen natural, sin conservadores ni productos sintéticos y que ofreciera una gama tan diversa no solo de propiedades sino de usos, es por ello que el aceite de argán es conocido como el “oro marroqui”.


 ¿Te interesa leer más sobre las propiedades del aceite de argan? Continua leyendo mis artículos y descubre los beneficios del aceite de argan para el pelo.