El cuerpo emite señales muchas veces inconscientes. En el juego de la seducción estas señales tanto de hombres como de mujeres hacen entender a la otra persona que se está a gusto en su presencia. Conocer esas señales también sirve para saber si la otra persona se siente a traido por ti.  Seducir con el lenguaje corporal es parte de la comunicación no verbal. No existen reglas exactas y depende mucho del contexto en el que se produzcan las señales que envía el cuerpo, aunque hay algunos gestos y actitudes por parte del hombre y de la mujer que se suelen hacer de forma específica cuando nos encontramos en presencia del sexo opuesto y que a veces realizamos sin siquiera darnos cuenta cuando la persona que está delante nos parece atractiva y de manera subconsciente enviamos mensajes de seducción con el cuerpo.
El lenguaje corporal es diferente para hombres y mujeres en presencia del sexo opuesto. Un hombre endereza su cuerpo, y mantiene una postura más erguida en lugar de encorvarse mientras está en compañía de una mujer. Él va a asegurarse de que comunica una disposición de confianza contrayendo el abdomen (metiendo barriga), e hinchando el pecho hacia fuera para que parezca más grande. Estos gestos se hacen la mayoría de las veces de manera sutil e inconscientemente.
En los casos en los que un hombre se interesa por una mujer, él se acerca a ella centrándose en gestos que apuntalen su masculinidad y que causen impresión de dominio de la situación. Gestos frecuentes en estas situaciones pueden ser peinar su cabello y frecuentemente empujar la barbilla ligeramente hacia adelante. Los movimientos lentos y pausados en lugar de movimientos rápidos, así como un hablar pausado y sereno ayudan mucho a que una mujer se interese por un hombre o a que se sienta atraída por él.
Alternativamente, el lenguaje corporal de una mujer se muestra normalmente a través de señales que intentan informar al hombre de sus sentimientos. Con frecuencia las mujeres tienden a mezclar las señales tanto consciente o inconscientemente, al proyectar sus sentimientos y en ocasiones para intentar despertar el interés de un hombre centran su atención en otra persona. Eso da lugar a malentendidos y puede llevar al hombre a evitarla en lugar de acercarse a ella.
Un lenguaje corporal que es ampliamente utilizado por las mujeres cuando están en disposición de seducir es agitar el cabello, juguetear con él. Es un gesto tan habitual que incluso mujeres que llevan el pelo corto lo hacen. Este es una señal muy habitual, casi universal de señal de lenguaje corporal que indica que una mujer está interesada en un hombre. La disposición del cuerpo también dice mucho. Brazos cruzados y piernas cruzadas significan rechazo, sin embargo enseñar la parte inferior de las muñecas es una señal inequívoca de que a una mujer le gusta un hombre y se siente cómoda en su presencia.
El contacto visual es un elemento muy importante en el juego de la seducción, una mirada mantenida que no llegue a ser impertinente es una señal de interés en la otra persona por ambas partes. A veces el juego de miradas puede ser todo un metalenguaje y casi sin palabras decir muchas cosas para las que no hace falta ni hablar el mismo idioma.
Por último, tanto hombres como mujeres cuando está enfrentados, es decir, mostrando directamente y apuntando hacia la persona con la punta de los pies, los hombros y la rodillas a la persona a la que tiene delante denota una señal muy poderosa, ya que está mostrando todo su cuerpo sin esconder ninguna parte y demostrando confianza e interés.
 Guillermo Rospigliosi
www.exitopersonal.net