Ante la obligatoriedad de contratar un seguro, muchos se decantan por el seguro a todo riesgo, pero, ¿qué ventajas ofrece esta póliza frente a cualquier otra?

Por: Mario Uno

 Según indica en su Artículo 2 “De la obligación a asegurarse” el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil a que se refiere el artículo”.
Queda claro, por tanto, que cuando adquirimos un vehículo, ya sea un coche de segunda mano o uno de paquete, es obligatorio contratar un seguro. Una de las pólizas de seguro más demandadas es el seguro a todo riesgo, si bien es cierto que tiene mayor acogida entre el sector de vehículos nuevos que entre aquel otro de coches segundamano (aunque estos también lo contratan, pero en menor medida).
¿Qué hace que nos decantemos por un seguro a todo riesgo? ¿Por qué los propietarios preferimos una póliza de seguro a todo riesgo frente a cualquier otra? En este Top Ten daremos las claves:

1. Más coberturas
2. Mayor seguridad
3. Mayor tranquilidad para los conductores
4. “Despreocupación” (en cierta medida) a la hora de un roce
5. Posibilidad de vehículo de sustitución en caso de avería en el coche asegurado
6. Posibilidad de defensa en multas
7. Cubre robos
8. Derecho a préstamo de reparación
9. Trata de compensar la retirada del carnet de conducir para que el asegurado pueda desplazarse sin necesidad de que le genere ningún gasto extra
10. Grandes Daños incluídos
 Si necesitas más información sobre coches de segunda mano, haz click aquí.