Existen unos factores muy comunes que algunas personas no creen que tenga relación con los pitidos en el oído, estás son: El tabaquismo, el estrés, la cafeína, la ansiedad y una vida llena de preocupaciones.

Por: Francisco Santoro

El pitido en los oídos es un síntoma que aparenta provenir del centro de la cabeza, aunque en realidad puede provenir de uno de los oídos o de ambos. Estos pitidos se denominan acufenos y suelen provocar una molestia que suele ser descrita como un campaneo, zumbido o un chillido que puede ser percibido de forma permanente o intermitente y su intensidad dependerá del ruido ambiental. Suele reagudizarse en ambientes silenciosos o demasiado estruendosos, además resulta un problema para las personas que lo padecen e intentan conciliar el sueño.

Hay una variedad de condiciones o patologías que pueden provocar el pitito en los oídos, las más comunes suelen tener origen en el oído, tales como: Infecciones otológicas, taponamientos de los oídos con cera, obstrucciones con objetos extraños, etc. O pueden tener origen en patologías generales como: la anemia, cambios bruscos de presión arterial, hipotiroidismo, etc. El uso de medicamento también está asociado a los pitidos en el oído, ya que medicamentos como las aspirinas, quininas u otros medicamentos, pueden causar como efectos adversos acufenos.

Las condiciones ambientales pueden predisponer a las personas a padecer de acufenos, los sitios con sonidos estruendosos suelen causar estos síntomas, especialmente al pasar un largo tiempo expuestos a estos ambientes de alta tonalidad que pueden causar daño en las células del oído que son sensibles al sonido. Una breve exposición a un ruido intenso también puede causar acufenos.

Existen unos factores muy comunes que algunas personas no creen que tenga relación con los pitidos en el oído, estás son: El tabaquismo, el estrés, la cafeína, la ansiedad y una vida llena de preocupaciones. Los acufenos causados por alguno de estos factores en realidad son los más fáciles de eliminar, ya que solo se debe tomar la decisión de abandonar estos hábitos y con ello gradualmente los acufenos desaparecerán.

Hay un método poco conocido pero muy efectivo que está garantizado a hacer que los acúfenos desaparezcan para siempre. Si quieres leer como yo personalmente logré accidentalmente eliminar los acúfenos, haz Click Aquí.