En este artículo se trata del concepto de usabilidad web, y de cómo lograr una adecuada usabilidad web en nuestros sitios. Los factores visuales contribuyen grandemente a lograr el efecto deseado. Vemos también ejemplos de usabilidad web bien empleados.
Hay palabras que se ponen de moda, y una de ellas es “Usabilidad web”. De pronto, leemos los blogs especializados, y vemos que a cada paso surgen nuevos y advenedizos –en algunos casos- especialistas en usabilidad web. Veamos de qué se trata.

Cada vez más cuando se encara el desarrollo web de un sitio, se pone el énfasis en la experiencia del usuario. ¿Esto qué significa, precisamente? Lo primero que hay que pensar cuando se encara un proyecto de esta naturaleza es en el “Call to action” general del sitio, si se puede expresar así.

Y parece una verdad de Perogrullo, pero al momento de entusiasmarse con el diseño de una página, hay mucha confusión al respecto. ¿Qué es exactamente lo que quiero lograr que haga mi audiencia? ¿Para qué se construye el sitio?

No es lo mismo dar soporte a un producto, que promover la venta del mismo, o que hacer relaciones públicas y presentar a una empresa. Para diferenciar bien estos conceptos podemos apelar a micrositios diferenciados dentro del mismo dominio. Si quiero vender un producto que fabrica o comercializa mi empresa, no necesariamente debo dedicarme dentro del mismo sitio a presentar a mi empresa a los posibles clientes, o dar soporte de otros productos que pudiera tener.

Entonces, claridad en el mensaje es el primer punto a tener en cuenta en cuanto a usabilidad web. La idea es que las “instrucciones” implícitas o explícitas de qué es lo que quiero lograr que hagan los visitantes estén bien a mano, evidentemente colocadas, para que nadie tenga dificultades al momento de proceder a realizar la acción tan ansiada por nosotros.

Hay dos aspectos que contribuyen a crear una eficiente usabilidad web, los temas relacionados con la programación y estructura general del sitio, y los factores visuales, más relacionados con el accionar del diseñador gráfico que del programador. La consigna es la siguiente: si algo puede estar a un click de distancia, no ponerlo a dos.

Un ejemplo que es muy claro en cuanto a usabilidad web es Tumblr. Un puñado de palabras, eficientemente colocadas, fuentes bien grandes, una invitación explícita a lograr una cuenta, y colores armoniosos. La magia está en marcha. Por supuesto, en la parte superior hay una discreta barra que nos invita a saber qué hay de nuevo, qué es lo más popular del momento, y otros detalles más. Y justo en el centro de la pantalla, otro vínculo: “24 razones por las que amarás a Tumblr”.

Hasta acá no tenemos ni idea de dónde están las oficinas de la empresa, cuanta gente trabaja en ella, ni desde cuando están online, pero más que seguro que el usuario a esta altura ya sacó una cuenta gratuita. Sin formularios interminables, sin engorrosas cuestiones de seguridad, sin fabulosos plugi ns de Flash. Simplemente “Cree una cuenta y empiece a postear”, es la casi irresistible propuesta de Tumblr. Usabilidad web al extremo.

Victor Perez Acosta
Consultor en Marketing en Internet y Posicionamiento Web
Visite nuestro blog sobre Marketing en Internet